La cerveza reclama el título de la bebida alcohólica "preferida" de Estados Unidos, con el vino en un cercano segundo lugar


La cerveza es particularmente popular entre los hombres, pero el vino ganó entre las mujeres

De los bebedores de cerveza artesanal preferidos, el 73 por ciento se consideraba consciente de su salud.

América ha hablado. Entre los adultos mayores de 21 años en los Estados Unidos, la cerveza es la bebida alcohólica preferida, según una encuesta de The Harris Poll realizada en enero.

La encuesta Harris Poll encuestó a 2,148 personas y encontró que casi cuatro de cada 10 de los estadounidenses que beben varias veces al año o más prefieren la cerveza como su bebida preferida, Bebida Diaria informó.

En segundo lugar estuvo el vino, que el 31 por ciento de los adultos estadounidenses eligieron como su bebida preferida; 28 por ciento prefirió bebidas espirituosas y licores.

"Si bien muchos consumidores beberán cada vez más en las tres categorías principales de bebidas para adultos [cerveza, vino, licores / licores], todavía tienen su tipo de bebida preferida", dijo a Beverage Daily Danny Brager, vicepresidente senior de práctica de bebidas alcohólicas de Nielsen.

Para aquellos que eligieron la cerveza como su bebida preferida, el 38 por ciento prefirió la cerveza nacional, no artesanal; 28 por ciento preferido cerveza artesanal; y el 23 por ciento prefirió la cerveza importada.

La cerveza ocupó un lugar particularmente alto entre los hombres de 23 a 34 años, especialmente en el sur. Sin embargo, el vino clasificado como la bebida preferida entre las mujeres; El 46 por ciento de las mujeres eligió el vino en lugar de la cerveza y los licores / licores.

De los encuestados que preferían el vino, el 42 por ciento tenía más de 65 años y vivía en hogares de altos ingresos; El 38 por ciento favoreció el rojo; 32 blanco favorecido; y el 19 por ciento prefirió rosado o ruborizado.


Por qué los indios son alcohólicos y los asiáticos no pueden & # 8217t beber

Cuando los asiáticos no aguantan muy bien el licor, probablemente se deba a sus genes.

Quizás una publicación un poco controvertida para algunos, pero vamos a echar un vistazo a las diferencias genéticas entre las razas humanas en relación con el alcohol. La idea surgió al leer un artículo sobre los mayas (indios en Centroamérica) y cómo mostraban mayores índices de alcoholismo. Otro buen ejemplo son los australianos nativos, los aborígenes. Un profesor de la universidad dijo una vez que no existen las razas diferentes. Bueno, dígaselo a los miles de corredores blancos que siguen a unos pocos kenianos en un maratón. Por supuesto hay diferencias. Y no todos son tan claros de ver como el color de la piel o la forma de los ojos (sin mencionar otras partes del cuerpo). Echemos un vistazo a las diferencias raciales en lo que respecta al consumo de alcohol.

Así que comencemos con la parte del alcoholismo. ¿Cómo es que los nativos americanos y los aborígenes, en general, son más propensos a engancharse al alcohol? Es todo porque sus cuerpos generalmente descomponen el etanol en agua y ácido mucho más lento que las otras razas. Primero describa & # 8217s este proceso. Cuando bebe bebidas alcohólicas, el etanol se metaboliza (transforma) en algo llamado acetaldehído. Esto lo realiza una enzima en su cuerpo llamada alcohol deshidrogenasa (ADH). Entonces, cuanto más ADH produzca su cuerpo, más rápido será el proceso. Aparentemente, muchos nativos americanos pierden esta enzima (según el análisis de los cromosomas 4 y 11) y eso aumenta el riesgo de volverse alcohólicos.

A diferencia de los indios americanos, los chinos y los japoneses producen mucho ADH. El 85% de su población produce altas actividades inusuales de esta enzima. Donde los caucásicos obtienen menos del 21%, los afroamericanos menos del 10% y los nativos americanos, así como los indios asiáticos, el 0%. Estos números y una explicación adicional se pueden encontrar en el libro Casarett & amp Doull & # 8217s Toxicology: The basic Science of Poison por Curtis D. Klaassen.

No se apresure a sacar conclusiones de que los asiáticos son grandes bebedores. Porque el metabolismo aún no está terminado. El acetaldehído que se originó después del primer paso todavía no es el ácido acético y el agua que se supone que es. Este proceso es causado por otra enzima llamada acetaldehído deshidrogenasa 2 (ALDH 2). Ahora, aproximadamente la mitad de los chinos y japoneses (por cierto, menos coreanos) carecen de la cantidad normal de esta segunda enzima. El resultado es que, en muchos casos, el acetaldehído se acumula muy rápido cuando los asiáticos comienzan a beber. Primero que nada por la gran cantidad de ADH y segundo por la falta de ALDH 2. Esto es muy desafortunado ya que el acetaldehído te enferma mucho más que el propio etanol. Esta desventaja genética es la razón por la que muchos asiáticos no pueden aguantar el licor. Una señal clara de un nivel alto de acetaldehído es que la cara se pone extremadamente roja.

Por supuesto, estas son solo generalizaciones. Seguro que hay muchos pequeños asiáticos que beberían más que cualquier tipo grande y no todos los indios están destinados a convertirse en alcohólicos cuando se pone a beber. Sin embargo, estas diferencias genéticas entre razas no deben ignorarse. Y, por supuesto, es muy interesante descubrir por qué están aquí. Una suposición común de que los nativos americanos carecen de una cantidad suficiente de ADH es que no estaban expuestos al alcohol hasta que los europeos lo introdujeron. Al igual que los aborígenes nunca lo probaron antes de que se descubriera Australia.

Al menos para los indios de América, esta & # 8220 teoría de la evolución del alcohol & # 8221 parece desviada. Los mayas bebían una bebida de maíz llamada atole y balché, que está hecha de miel. Los aztecas tenían pulque, distraídos de la planta de agave y los incas también tenían su bebida de maíz: chicha. Todo antes de que ningún europeo pusiera un pie en su continente. Entonces, esta teoría podría funcionar con los nativos americanos en los Estados Unidos o los aborígenes, pero definitivamente no en todas partes.

Aún queda más investigación por hacer sobre por qué el metabolismo de ciertas razas es diferente. Y tal vez incluso se pueda encontrar una solución para optimizar la diversión relacionada con el alcohol para todos. Quiero decir que los blancos corren el mayor riesgo de cáncer de piel, mientras que los negros sufren más de cáncer de próstata y nosotros también estamos buscando curas para eso, ¿verdad? Así que no seamos racistas y ayudemos también a los indios y asiáticos.


Por qué los indios son alcohólicos y los asiáticos no pueden & # 8217t beber

Cuando los asiáticos no aguantan muy bien el licor, probablemente se deba a sus genes.

Quizás una publicación un poco controvertida para algunos, pero vamos a echar un vistazo a las diferencias genéticas entre las razas humanas en relación con el alcohol. La idea surgió al leer un artículo sobre los mayas (indios en Centroamérica) y cómo mostraban mayores índices de alcoholismo. Otro buen ejemplo son los australianos nativos, los aborígenes. Un profesor de la universidad dijo una vez que no existen las razas diferentes. Bueno, dígaselo a los miles de corredores blancos que siguen a unos pocos kenianos en un maratón. Por supuesto hay diferencias. Y no todos son tan claros de ver como el color de la piel o la forma de los ojos (sin mencionar otras partes del cuerpo). Echemos un vistazo a las diferencias raciales en lo que respecta al consumo de alcohol.

Así que comencemos con la parte del alcoholismo. ¿Cómo es que los nativos americanos y los aborígenes, en general, son más propensos a engancharse al alcohol? Es todo porque sus cuerpos generalmente descomponen el etanol en agua y ácido mucho más lento que las otras razas. Primero describa & # 8217s este proceso. Cuando bebe bebidas alcohólicas, el etanol se metaboliza (transforma) en algo llamado acetaldehído. Esto lo realiza una enzima en su cuerpo llamada alcohol deshidrogenasa (ADH). Entonces, cuanto más ADH produzca su cuerpo, más rápido será el proceso. Aparentemente, muchos nativos americanos se pierden esta enzima (según el análisis de los cromosomas 4 y 11) y eso aumenta el riesgo de volverse alcohólicos.

A diferencia de los indios americanos, los chinos y los japoneses producen mucho ADH. El 85% de su población produce altas actividades inusuales de esta enzima. Donde los caucásicos obtienen menos del 21%, los afroamericanos menos del 10% y los nativos americanos, así como los indios asiáticos, el 0%. Estos números y una explicación adicional se pueden encontrar en el libro Casarett & amp Doull & # 8217s Toxicology: The basic Science of Poison por Curtis D. Klaassen.

No se apresure a sacar conclusiones de que los asiáticos son grandes bebedores. Porque el metabolismo aún no está terminado. El acetaldehído que se originó después del primer paso todavía no es el ácido acético y el agua que se supone que es. Este proceso es causado por otra enzima llamada acetaldehído deshidrogenasa 2 (ALDH 2). Ahora, aproximadamente la mitad de los chinos y japoneses (por cierto, menos coreanos) carecen de la cantidad normal de esta segunda enzima. El resultado es que, en muchos casos, el acetaldehído se acumula muy rápido cuando los asiáticos comienzan a beber. Primero que nada por la gran cantidad de ADH y segundo por la falta de ALDH 2. Esto es muy desafortunado ya que el acetaldehído te enferma mucho más que el propio etanol. Esta desventaja genética es la razón por la que muchos asiáticos no pueden aguantar el licor. Un signo claro de un nivel alto de acetaldehído es que la cara se pone extremadamente roja.

Por supuesto, estas son solo generalizaciones. Seguro que hay muchos pequeños asiáticos que beberían más que cualquier tipo grande y no todos los indios están destinados a convertirse en alcohólicos cuando se pone a beber. Sin embargo, estas diferencias genéticas entre razas no deben ignorarse. Y, por supuesto, es muy interesante descubrir por qué están aquí. Una suposición común de que los nativos americanos carecen de una cantidad suficiente de ADH es que no estaban expuestos al alcohol hasta que los europeos lo introdujeron. Al igual que los aborígenes nunca lo probaron antes de que se descubriera Australia.

Al menos para los indios de América, esta & # 8220 teoría de la evolución del alcohol & # 8221 parece desviada. Los mayas bebían una bebida de maíz llamada atole y balché, que está hecha de miel. Los aztecas tenían pulque, distraídos de la planta de agave y los incas también tenían su bebida de maíz: chicha. Todo antes de que ningún europeo pusiera un pie en su continente. Entonces, esta teoría podría funcionar con los nativos americanos en los Estados Unidos o los aborígenes, pero definitivamente no en todas partes.

Todavía hay más investigación por hacer sobre por qué el metabolismo de ciertas razas es diferente. Y tal vez incluso se pueda encontrar una solución para optimizar la diversión relacionada con el alcohol para todos. Quiero decir que los blancos corren el mayor riesgo de cáncer de piel, mientras que los negros sufren más de cáncer de próstata y nosotros también estamos buscando curas para eso, ¿verdad? Así que no seamos racistas y ayudemos también a los indios y asiáticos.


Por qué los indios son alcohólicos y los asiáticos no pueden & # 8217t beber

Cuando los asiáticos no aguantan muy bien el licor, probablemente se deba a sus genes.

Quizás una publicación un poco controvertida para algunos, pero vamos a echar un vistazo a las diferencias genéticas entre las razas humanas en relación con el alcohol. La idea surgió al leer un artículo sobre los mayas (indios en Centroamérica) y cómo mostraban mayores índices de alcoholismo. Otro buen ejemplo son los australianos nativos, los aborígenes. Un profesor de la universidad dijo una vez que no existen las razas diferentes. Bueno, dígaselo a los miles de corredores blancos que siguen a unos pocos kenianos en un maratón. Por supuesto hay diferencias. Y no todos son tan claros de ver como el color de la piel o la forma de los ojos (sin mencionar otras partes del cuerpo). Echemos un vistazo a las diferencias raciales en lo que respecta al consumo de alcohol.

Así que comencemos con la parte del alcoholismo. ¿Cómo es que los nativos americanos y los aborígenes en general tienen más probabilidades de engancharse al alcohol? Es todo porque sus cuerpos generalmente descomponen el etanol en agua y ácido mucho más lento que las otras razas. Primero describa & # 8217s este proceso. Cuando bebe bebidas alcohólicas, el etanol se metaboliza (transforma) en algo llamado acetaldehído. Esto lo realiza una enzima en su cuerpo llamada alcohol deshidrogenasa (ADH). Entonces, cuanto más ADH produzca su cuerpo, más rápido será el proceso. Aparentemente, muchos nativos americanos pierden esta enzima (según el análisis de los cromosomas 4 y 11) y eso aumenta el riesgo de volverse alcohólicos.

A diferencia de los indios americanos, los chinos y los japoneses producen mucho ADH. El 85% de su población produce altas actividades inusuales de esta enzima. Donde los caucásicos obtienen menos del 21%, los afroamericanos menos del 10% y los nativos americanos, así como los indios asiáticos, el 0%. Estos números y una explicación adicional se pueden encontrar en el libro Casarett & amp Doull & # 8217s Toxicology: The basic Science of Poison por Curtis D. Klaassen.

No se apresure a sacar conclusiones de que los asiáticos son grandes bebedores. Porque el metabolismo aún no está terminado. El acetaldehído que se originó después del primer paso todavía no es el ácido acético y el agua que se supone que es. Este proceso es causado por otra enzima llamada acetaldehído deshidrogenasa 2 (ALDH 2). Ahora, aproximadamente la mitad de los chinos y japoneses (por cierto, menos coreanos) carecen de la cantidad normal de esta segunda enzima. El resultado es que, en muchos casos, el acetaldehído se acumula muy rápido cuando los asiáticos comienzan a beber. Primero que nada por la gran cantidad de ADH y segundo por la falta de ALDH 2. Esto es muy desafortunado ya que el acetaldehído te enferma mucho más que el propio etanol. Esta desventaja genética es la razón por la que muchos asiáticos no pueden aguantar el licor. Una señal clara de un nivel alto de acetaldehído es que la cara se pone extremadamente roja.

Por supuesto, estas son solo generalizaciones. Seguro que hay muchos pequeños asiáticos que beberían más que cualquier tipo grande y no todos los indios están destinados a convertirse en alcohólicos cuando se pone a beber. Sin embargo, estas diferencias genéticas entre razas no deben ignorarse. Y, por supuesto, es muy interesante descubrir por qué están aquí. Una suposición común de que los nativos americanos carecen de una cantidad suficiente de ADH es que no estaban expuestos al alcohol hasta que los europeos lo introdujeron. Al igual que los aborígenes nunca lo probaron antes de que se descubriera Australia.

Al menos para los indios de América, esta & # 8220 teoría de la evolución del alcohol & # 8221 parece desviada. Los mayas bebían una bebida de maíz llamada atole y balché, que está hecha de miel. Los aztecas tenían pulque, distraídos de la planta de agave y los incas también tenían su bebida de maíz: chicha. Todo antes de que ningún europeo pusiera un pie en su continente. Entonces, esta teoría podría funcionar con los nativos americanos en los Estados Unidos o los aborígenes, pero definitivamente no en todas partes.

Aún queda más investigación por hacer sobre por qué el metabolismo de ciertas razas es diferente. Y tal vez incluso se pueda encontrar una solución para optimizar la diversión relacionada con el alcohol para todos. Quiero decir que los blancos corren el mayor riesgo de cáncer de piel, mientras que los negros sufren más de cáncer de próstata y nosotros también estamos buscando curas para eso, ¿verdad? Así que no seamos racistas y ayudemos también a los indios y asiáticos.


Por qué los indios son alcohólicos y los asiáticos no pueden & # 8217t beber

Cuando los asiáticos no aguantan muy bien el licor, probablemente se deba a sus genes.

Quizás una publicación un poco controvertida para algunos, pero vamos a echar un vistazo a las diferencias genéticas entre las razas humanas en relación con el alcohol. La idea surgió al leer un artículo sobre los mayas (indios en Centroamérica) y cómo mostraban mayores índices de alcoholismo. Otro buen ejemplo son los australianos nativos, los aborígenes. Un profesor de la universidad dijo una vez que no existen las razas diferentes. Bueno, dígaselo a los miles de corredores blancos que siguen a unos pocos kenianos en un maratón. Por supuesto hay diferencias. Y no todos son tan claros de ver como el color de la piel o la forma de los ojos (sin mencionar otras partes del cuerpo). Echemos un vistazo a las diferencias raciales en lo que respecta al consumo de alcohol.

Así que comencemos con la parte del alcoholismo. ¿Cómo es que los nativos americanos y los aborígenes, en general, son más propensos a engancharse al alcohol? Es todo porque sus cuerpos generalmente descomponen el etanol en agua y ácido mucho más lento que las otras razas. Primero describa & # 8217s este proceso. Cuando bebe bebidas alcohólicas, el etanol se metaboliza (transforma) en algo llamado acetaldehído. Esto lo realiza una enzima en su cuerpo llamada alcohol deshidrogenasa (ADH). Entonces, cuanto más ADH produzca su cuerpo, más rápido será el proceso. Aparentemente, muchos nativos americanos se pierden esta enzima (según el análisis de los cromosomas 4 y 11) y eso aumenta el riesgo de volverse alcohólicos.

A diferencia de los indios americanos, los chinos y los japoneses producen mucho ADH. El 85% de su población produce altas actividades inusuales de esta enzima. Donde los caucásicos obtienen menos del 21%, los afroamericanos menos del 10% y los nativos americanos, así como los indios asiáticos, el 0%. Estos números y una explicación adicional se pueden encontrar en el libro Casarett & amp Doull & # 8217s Toxicology: The basic Science of Poison por Curtis D. Klaassen.

No se apresure a sacar conclusiones de que los asiáticos son grandes bebedores. Porque el metabolismo aún no está terminado. El acetaldehído que se originó después del primer paso todavía no es el ácido acético y el agua que se supone que es. Este proceso es causado por otra enzima llamada acetaldehído deshidrogenasa 2 (ALDH 2). Ahora, aproximadamente la mitad de los chinos y japoneses (por cierto, mucho menos coreanos) carecen de la cantidad normal de esta segunda enzima. El resultado es que, en muchos casos, el acetaldehído se acumula muy rápido cuando los asiáticos comienzan a beber. Primero que nada por la gran cantidad de ADH y segundo por la falta de ALDH 2. Esto es muy desafortunado ya que el acetaldehído te enferma mucho más que el propio etanol. Esta desventaja genética es la razón por la que muchos asiáticos no pueden aguantar el licor. Una señal clara de un nivel alto de acetaldehído es que la cara se pone extremadamente roja.

Por supuesto, estas son solo generalizaciones. Seguro que hay muchos pequeños asiáticos que beberían más que cualquier tipo grande y no todos los indios están destinados a convertirse en alcohólicos cuando se pone a beber. Sin embargo, estas diferencias genéticas entre razas no deben ignorarse. Y, por supuesto, es muy interesante descubrir por qué están aquí. Una suposición común de que los nativos americanos carecen de una cantidad suficiente de ADH es que no estaban expuestos al alcohol hasta que los europeos lo introdujeron. Al igual que los aborígenes nunca lo probaron antes de que se descubriera Australia.

Al menos para los indios de América, esta & # 8220 teoría de la evolución del alcohol & # 8221 parece desviada. Los mayas bebían una bebida de maíz llamada atole y balché, que está hecha de miel. Los aztecas tenían pulque, distraídos de la planta de agave y los incas también tenían su bebida de maíz: chicha. Todo antes de que ningún europeo pusiera un pie en su continente. Entonces, esta teoría podría funcionar con los nativos americanos en los Estados Unidos o los aborígenes, pero definitivamente no en todas partes.

Aún queda más investigación por hacer sobre por qué el metabolismo de ciertas razas es diferente. Y tal vez incluso se pueda encontrar una solución para optimizar la diversión relacionada con el alcohol para todos. Quiero decir que los blancos corren el mayor riesgo de cáncer de piel, mientras que los negros sufren más de cáncer de próstata y nosotros también estamos buscando curas para eso, ¿verdad? Así que no seamos racistas y ayudemos también a los indios y asiáticos.


Por qué los indios son alcohólicos y los asiáticos no pueden & # 8217t beber

Cuando los asiáticos no aguantan muy bien el licor, probablemente se deba a sus genes.

Quizás una publicación un poco controvertida para algunos, pero vamos a echar un vistazo a las diferencias genéticas entre las razas humanas en relación con el alcohol. La idea surgió al leer un artículo sobre los mayas (indios en Centroamérica) y cómo mostraban mayores índices de alcoholismo. Otro buen ejemplo son los australianos nativos, los aborígenes. Un profesor de la universidad dijo una vez que no existen las razas diferentes. Bueno, dígaselo a los miles de corredores blancos que siguen a unos pocos kenianos en un maratón. Por supuesto hay diferencias. Y no todos son tan claros de ver como el color de la piel o la forma de los ojos (sin mencionar otras partes del cuerpo). Echemos un vistazo a las diferencias raciales en lo que respecta al consumo de alcohol.

Así que comencemos con la parte del alcoholismo. ¿Cómo es que los nativos americanos y los aborígenes, en general, son más propensos a engancharse al alcohol? Es todo porque sus cuerpos generalmente descomponen el etanol en agua y ácido mucho más lento que las otras razas. Primero describa & # 8217s este proceso. Cuando bebe bebidas alcohólicas, el etanol se metaboliza (transforma) en algo llamado acetaldehído. Esto lo realiza una enzima en su cuerpo llamada alcohol deshidrogenasa (ADH). Entonces, cuanto más ADH produzca su cuerpo, más rápido será el proceso. Aparentemente, muchos nativos americanos pierden esta enzima (según el análisis de los cromosomas 4 y 11) y eso aumenta el riesgo de volverse alcohólicos.

A diferencia de los indios americanos, los chinos y los japoneses producen mucho ADH. El 85% de su población produce altas actividades inusuales de esta enzima. Donde los caucásicos obtienen menos del 21%, los afroamericanos menos del 10% y los nativos americanos, así como los indios asiáticos, el 0%. Estos números y una explicación adicional se pueden encontrar en el libro Casarett & amp Doull & # 8217s Toxicology: The basic Science of Poison por Curtis D. Klaassen.

No se apresure a sacar conclusiones de que los asiáticos son grandes bebedores. Porque el metabolismo aún no está terminado. El acetaldehído que se originó después del primer paso todavía no es el ácido acético y el agua que se supone que es. Este proceso es causado por otra enzima llamada acetaldehído deshidrogenasa 2 (ALDH 2). Ahora, aproximadamente la mitad de los chinos y japoneses (por cierto, mucho menos coreanos) carecen de la cantidad normal de esta segunda enzima. El resultado es que, en muchos casos, el acetaldehído se acumula muy rápido cuando los asiáticos comienzan a beber. Primero que nada por la gran cantidad de ADH y segundo por la falta de ALDH 2. Esto es muy desafortunado ya que el acetaldehído te enferma mucho más que el propio etanol. Esta desventaja genética es la razón por la que muchos asiáticos no pueden aguantar el licor. Una señal clara de un nivel alto de acetaldehído es que la cara se pone extremadamente roja.

Por supuesto, estas son solo generalizaciones. Seguro que hay muchos pequeños asiáticos que beberían más que cualquier tipo grande y no todos los indios están destinados a convertirse en alcohólicos cuando se pone a beber. Sin embargo, estas diferencias genéticas entre razas no deben ignorarse. Y, por supuesto, es muy interesante descubrir por qué están aquí. Una suposición común de que los nativos americanos carecen de una cantidad suficiente de ADH es que no estaban expuestos al alcohol hasta que los europeos lo introdujeron. Al igual que los aborígenes nunca lo probaron antes de que se descubriera Australia.

Al menos para los indios de América, esta & # 8220 teoría de la evolución del alcohol & # 8221 parece desviada. Los mayas bebían una bebida de maíz llamada atole y balché, que está hecha de miel. Los aztecas tenían pulque, distraídos de la planta de agave y los incas también tenían su bebida de maíz: chicha. Todo antes de que ningún europeo pusiera un pie en su continente. Entonces, esta teoría podría funcionar con los nativos americanos en los Estados Unidos o los aborígenes, pero definitivamente no en todas partes.

Todavía hay más investigación por hacer sobre por qué el metabolismo de ciertas razas es diferente. Y tal vez incluso se pueda encontrar una solución para optimizar la diversión relacionada con el alcohol para todos. Quiero decir que los blancos corren el mayor riesgo de cáncer de piel, mientras que los negros sufren más de cáncer de próstata y nosotros también estamos buscando curas para eso, ¿verdad? Así que no seamos racistas y ayudemos también a los indios y asiáticos.


Por qué los indios son alcohólicos y los asiáticos no pueden & # 8217t beber

Cuando los asiáticos no aguantan muy bien el licor, probablemente se deba a sus genes.

Quizás una publicación un poco controvertida para algunos, pero vamos a echar un vistazo a las diferencias genéticas entre las razas humanas en relación con el alcohol. La idea surgió al leer un artículo sobre los mayas (indios en Centroamérica) y cómo mostraban mayores índices de alcoholismo. Otro buen ejemplo son los australianos nativos, los aborígenes. Un profesor de la universidad dijo una vez que no existen las razas diferentes. Bueno, dígaselo a los miles de corredores blancos que siguen a unos pocos kenianos en un maratón. Por supuesto hay diferencias. Y no todos son tan claros de ver como el color de la piel o la forma de los ojos (sin mencionar otras partes del cuerpo). Echemos un vistazo a las diferencias raciales en lo que respecta al consumo de alcohol.

Así que comencemos con la parte del alcoholismo. ¿Cómo es que los nativos americanos y los aborígenes en general tienen más probabilidades de engancharse al alcohol? Es todo porque sus cuerpos generalmente descomponen el etanol en agua y ácido mucho más lento que las otras razas. Primero describa & # 8217s este proceso. Cuando bebe bebidas alcohólicas, el etanol se metaboliza (transforma) en algo llamado acetaldehído. Esto lo realiza una enzima en su cuerpo llamada alcohol deshidrogenasa (ADH). Entonces, cuanto más ADH produzca su cuerpo, más rápido será el proceso. Aparentemente, muchos nativos americanos pierden esta enzima (según el análisis de los cromosomas 4 y 11) y eso aumenta el riesgo de volverse alcohólicos.

A diferencia de los indios americanos, los chinos y los japoneses producen mucho ADH. El 85% de su población produce altas actividades inusuales de esta enzima. Donde los caucásicos obtienen menos del 21%, los afroamericanos menos del 10% y los nativos americanos, así como los indios asiáticos, el 0%. Estos números y una explicación adicional se pueden encontrar en el libro Casarett & amp Doull & # 8217s Toxicology: The basic Science of Poison por Curtis D. Klaassen.

No se apresure a sacar conclusiones de que los asiáticos son grandes bebedores. Porque el metabolismo aún no está terminado. El acetaldehído que se originó después del primer paso todavía no es el ácido acético y el agua que se supone que es. Este proceso es causado por otra enzima llamada acetaldehído deshidrogenasa 2 (ALDH 2). Ahora, aproximadamente la mitad de los chinos y japoneses (por cierto, menos coreanos) carecen de la cantidad normal de esta segunda enzima. El resultado es que, en muchos casos, el acetaldehído se acumula muy rápido cuando los asiáticos comienzan a beber. Primero que nada por la gran cantidad de ADH y segundo por la falta de ALDH 2. Esto es muy desafortunado ya que el acetaldehído te enferma mucho más que el propio etanol. Esta desventaja genética es la razón por la que muchos asiáticos no pueden aguantar el licor. Un signo claro de un nivel alto de acetaldehído es que la cara se pone extremadamente roja.

Por supuesto, estas son solo generalizaciones. Seguro que hay muchos pequeños asiáticos que beberían más que cualquier tipo grande y no todos los indios están destinados a convertirse en alcohólicos cuando se pone a beber. Sin embargo, estas diferencias genéticas entre razas no deben ignorarse. Y, por supuesto, es muy interesante descubrir por qué están aquí. Una suposición común de que los nativos americanos carecen de una cantidad suficiente de ADH es que no estaban expuestos al alcohol hasta que los europeos lo introdujeron. Al igual que los aborígenes nunca lo probaron antes de que se descubriera Australia.

Al menos para los indios de América, esta & # 8220 teoría de la evolución del alcohol & # 8221 parece desviada. Los mayas bebían una bebida de maíz llamada atole y balché, que está hecha de miel. Los aztecas tenían pulque, distraídos de la planta de agave y los incas también tenían su bebida de maíz: chicha. Todo antes de que ningún europeo pusiera un pie en su continente. Entonces, esta teoría podría funcionar con los nativos americanos en los Estados Unidos o los aborígenes, pero definitivamente no en todas partes.

Aún queda más investigación por hacer sobre por qué el metabolismo de ciertas razas es diferente. Y tal vez incluso se pueda encontrar una solución para optimizar la diversión relacionada con el alcohol para todos. Quiero decir que los blancos corren el mayor riesgo de cáncer de piel, mientras que los negros sufren más de cáncer de próstata y nosotros también estamos buscando curas para eso, ¿verdad? Así que no seamos racistas y ayudemos también a los indios y asiáticos.


Por qué los indios son alcohólicos y los asiáticos no pueden & # 8217t beber

Cuando los asiáticos no aguantan muy bien el licor, probablemente se deba a sus genes.

Quizás una publicación un poco controvertida para algunos, pero vamos a echar un vistazo a las diferencias genéticas entre las razas humanas en relación con el alcohol. La idea surgió al leer un artículo sobre los mayas (indios en Centroamérica) y cómo mostraban mayores índices de alcoholismo. Otro buen ejemplo son los australianos nativos, los aborígenes. Un profesor de la universidad dijo una vez que no existen las razas diferentes. Bueno, dígaselo a los miles de corredores blancos que siguen a unos pocos kenianos en un maratón. Por supuesto hay diferencias. Y no todos son tan claros de ver como el color de la piel o la forma de los ojos (sin mencionar otras partes del cuerpo). Echemos un vistazo a las diferencias raciales en lo que respecta al consumo de alcohol.

Así que comencemos con la parte del alcoholismo. ¿Cómo es que los nativos americanos y los aborígenes en general tienen más probabilidades de engancharse al alcohol? Es todo porque sus cuerpos generalmente descomponen el etanol en agua y ácido mucho más lento que las otras razas. Primero describa & # 8217s este proceso. Cuando bebe bebidas alcohólicas, el etanol se metaboliza (transforma) en algo llamado acetaldehído. Esto lo realiza una enzima en su cuerpo llamada alcohol deshidrogenasa (ADH). Entonces, cuanto más ADH produzca su cuerpo, más rápido será el proceso. Aparentemente, muchos nativos americanos pierden esta enzima (según el análisis de los cromosomas 4 y 11) y eso aumenta el riesgo de volverse alcohólicos.

A diferencia de los indios americanos, los chinos y los japoneses producen mucho ADH. El 85% de su población produce altas actividades inusuales de esta enzima. Donde los caucásicos obtienen menos del 21%, los afroamericanos menos del 10% y los nativos americanos, así como los indios asiáticos, el 0%. Estos números y una explicación adicional se pueden encontrar en el libro Casarett & amp Doull & # 8217s Toxicology: The basic Science of Poison por Curtis D. Klaassen.

No se apresure a sacar conclusiones de que los asiáticos son grandes bebedores. Porque el metabolismo aún no está terminado. El acetaldehído que se originó después del primer paso todavía no es el ácido acético y el agua que se supone que es. Este proceso es causado por otra enzima llamada acetaldehído deshidrogenasa 2 (ALDH 2). Ahora, aproximadamente la mitad de los chinos y japoneses (por cierto, menos coreanos) carecen de la cantidad normal de esta segunda enzima. El resultado es que, en muchos casos, el acetaldehído se acumula muy rápido cuando los asiáticos comienzan a beber. Primero que nada por la gran cantidad de ADH y segundo por la falta de ALDH 2. Esto es muy desafortunado ya que el acetaldehído te enferma mucho más que el propio etanol. Esta desventaja genética es la razón por la que muchos asiáticos no pueden aguantar el licor. Una señal clara de un nivel alto de acetaldehído es que la cara se pone extremadamente roja.

Por supuesto, estas son solo generalizaciones. Seguro que hay muchos pequeños asiáticos que beberían más que cualquier tipo grande y no todos los indios están destinados a convertirse en alcohólicos cuando se pone a beber. Sin embargo, estas diferencias genéticas entre razas no deben ignorarse. Y, por supuesto, es muy interesante descubrir por qué están aquí. A common assumption that Native Americans lack a sufficient amount of ADH is that they weren’t exposed to alcohol until the Europeans introduced it. Just like the Aboriginals never tried it before Australia was discovered.

At least for the Indians in America this “alcohol evolution theory” seems off target. The Mayas drunk a corn drink called atole and balché, which is made out of honey. Aztecs had pulque, distracted from the agave plant and Incas also had their corn drink: chicha. All way before any European ever set foot on their continent. So this theory might work on the Native Americans in the United States or the Aboriginals, but definitely not everywhere.

There is still more research to be done about why the metabolism of certain races is different. And maybe even a solution can be found to optimize the alcohol related fun for everyone. I mean White people run the highest risk for skin cancer, while Blacks suffer most from prostate cancer and we’re looking for cures for that too right? So let’s not be racist and help the Indians and Asians too.


Why Indians are Alcoholics and Asians can’t Drink

When Asians don’t hold their liquor very well it’s probably because of their genes.

A bit of a controversial post for some perhaps, but we’re gonna take a look at the genetic differences between human races in relation to alcohol. The idea came up when reading an article on Mayas (Indians in central America) and how they showed higher rates of alcoholism. Another good example are the native Australians, the Aboriginals. A teacher in university once said there is no such thing as different races. Well, tell that to the thousands of white runners following a few Kenyans in a marathon. Of course there are differences. And not all are as clear to see as a skin color or the shape of the eyes (not to mention other body parts). Let’s check out the racial differences where it comes to the use of alcohol.

So let’s start with the alcoholism part. How come native Americans and Aboriginals are in general more likely to get hooked on booze? It’s all because their bodies usually break down ethanol into water and acid way slower than the other races. Let’s first describe this process. When you drink alcoholic drinks the ethanol is metabolized (transformed) into something called acetaldehyde. This is being done by an enzyme in your body called alcohol dehydrogenase (ADH). So the more ADH your body produces, the faster the process. Apparently a lot of Native Americans miss out on this enzyme (according to analysis on chromosome 4 and 11) and that increases the risk of becoming alcoholic.

Unlike the American Indians the Chinese and Japanese produce a lot of ADH. 85% of their population produces unusual high activities of this enzyme. Where Caucasians score less than 21%, African Americans less than 10% and Native Americans as well as Asian Indians 0%. These numbers and further explanation can be found in the book Casarett & Doull’s Toxicology: The basic Science of Poison by Curtis D. Klaassen.

Now don’t jump to any conclusions that Asians are great drinkers. Because the metabolizing isn’t quite done yet. The acetaldehyde that originated after the first step still isn’t the acetic acid and water it’s supposed to be. This process is caused by another enzyme called acetaldehyde dehydrogenase 2 (ALDH 2). Now about half of the Chinese and Japanese (Koreans way less by the way) lack the normal amount of this second enzyme. The result is that in many cases the acetaldehyde builds up very fast when Asians start drinking. First of all because of the big amount of ADH and second because of the lack of ALDH 2. This is very unfortunate since acetaldehyde makes you way more sick than ethanol itself. This genetic disadvantage is the reason that a lot of Asians can’t hold their liquor. A clear sign of a high acetaldehyde-level is that the face turns extremely red.

Of course these are just generalizations. For sure there are plenty of small Asians that would outdrink any big guy and not every Indian is destined to become an alcoholic when he hits the booze. However this genetic differences between races should not be ignored. And of course it’s very interesting to find out why they are here. A common assumption that Native Americans lack a sufficient amount of ADH is that they weren’t exposed to alcohol until the Europeans introduced it. Just like the Aboriginals never tried it before Australia was discovered.

At least for the Indians in America this “alcohol evolution theory” seems off target. The Mayas drunk a corn drink called atole and balché, which is made out of honey. Aztecs had pulque, distracted from the agave plant and Incas also had their corn drink: chicha. All way before any European ever set foot on their continent. So this theory might work on the Native Americans in the United States or the Aboriginals, but definitely not everywhere.

There is still more research to be done about why the metabolism of certain races is different. And maybe even a solution can be found to optimize the alcohol related fun for everyone. I mean White people run the highest risk for skin cancer, while Blacks suffer most from prostate cancer and we’re looking for cures for that too right? So let’s not be racist and help the Indians and Asians too.


Why Indians are Alcoholics and Asians can’t Drink

When Asians don’t hold their liquor very well it’s probably because of their genes.

A bit of a controversial post for some perhaps, but we’re gonna take a look at the genetic differences between human races in relation to alcohol. The idea came up when reading an article on Mayas (Indians in central America) and how they showed higher rates of alcoholism. Another good example are the native Australians, the Aboriginals. A teacher in university once said there is no such thing as different races. Well, tell that to the thousands of white runners following a few Kenyans in a marathon. Of course there are differences. And not all are as clear to see as a skin color or the shape of the eyes (not to mention other body parts). Let’s check out the racial differences where it comes to the use of alcohol.

So let’s start with the alcoholism part. How come native Americans and Aboriginals are in general more likely to get hooked on booze? It’s all because their bodies usually break down ethanol into water and acid way slower than the other races. Let’s first describe this process. When you drink alcoholic drinks the ethanol is metabolized (transformed) into something called acetaldehyde. This is being done by an enzyme in your body called alcohol dehydrogenase (ADH). So the more ADH your body produces, the faster the process. Apparently a lot of Native Americans miss out on this enzyme (according to analysis on chromosome 4 and 11) and that increases the risk of becoming alcoholic.

Unlike the American Indians the Chinese and Japanese produce a lot of ADH. 85% of their population produces unusual high activities of this enzyme. Where Caucasians score less than 21%, African Americans less than 10% and Native Americans as well as Asian Indians 0%. These numbers and further explanation can be found in the book Casarett & Doull’s Toxicology: The basic Science of Poison by Curtis D. Klaassen.

Now don’t jump to any conclusions that Asians are great drinkers. Because the metabolizing isn’t quite done yet. The acetaldehyde that originated after the first step still isn’t the acetic acid and water it’s supposed to be. This process is caused by another enzyme called acetaldehyde dehydrogenase 2 (ALDH 2). Now about half of the Chinese and Japanese (Koreans way less by the way) lack the normal amount of this second enzyme. The result is that in many cases the acetaldehyde builds up very fast when Asians start drinking. First of all because of the big amount of ADH and second because of the lack of ALDH 2. This is very unfortunate since acetaldehyde makes you way more sick than ethanol itself. This genetic disadvantage is the reason that a lot of Asians can’t hold their liquor. A clear sign of a high acetaldehyde-level is that the face turns extremely red.

Of course these are just generalizations. For sure there are plenty of small Asians that would outdrink any big guy and not every Indian is destined to become an alcoholic when he hits the booze. However this genetic differences between races should not be ignored. And of course it’s very interesting to find out why they are here. A common assumption that Native Americans lack a sufficient amount of ADH is that they weren’t exposed to alcohol until the Europeans introduced it. Just like the Aboriginals never tried it before Australia was discovered.

At least for the Indians in America this “alcohol evolution theory” seems off target. The Mayas drunk a corn drink called atole and balché, which is made out of honey. Aztecs had pulque, distracted from the agave plant and Incas also had their corn drink: chicha. All way before any European ever set foot on their continent. So this theory might work on the Native Americans in the United States or the Aboriginals, but definitely not everywhere.

There is still more research to be done about why the metabolism of certain races is different. And maybe even a solution can be found to optimize the alcohol related fun for everyone. I mean White people run the highest risk for skin cancer, while Blacks suffer most from prostate cancer and we’re looking for cures for that too right? So let’s not be racist and help the Indians and Asians too.


Why Indians are Alcoholics and Asians can’t Drink

When Asians don’t hold their liquor very well it’s probably because of their genes.

A bit of a controversial post for some perhaps, but we’re gonna take a look at the genetic differences between human races in relation to alcohol. The idea came up when reading an article on Mayas (Indians in central America) and how they showed higher rates of alcoholism. Another good example are the native Australians, the Aboriginals. A teacher in university once said there is no such thing as different races. Well, tell that to the thousands of white runners following a few Kenyans in a marathon. Of course there are differences. And not all are as clear to see as a skin color or the shape of the eyes (not to mention other body parts). Let’s check out the racial differences where it comes to the use of alcohol.

So let’s start with the alcoholism part. How come native Americans and Aboriginals are in general more likely to get hooked on booze? It’s all because their bodies usually break down ethanol into water and acid way slower than the other races. Let’s first describe this process. When you drink alcoholic drinks the ethanol is metabolized (transformed) into something called acetaldehyde. This is being done by an enzyme in your body called alcohol dehydrogenase (ADH). So the more ADH your body produces, the faster the process. Apparently a lot of Native Americans miss out on this enzyme (according to analysis on chromosome 4 and 11) and that increases the risk of becoming alcoholic.

Unlike the American Indians the Chinese and Japanese produce a lot of ADH. 85% of their population produces unusual high activities of this enzyme. Where Caucasians score less than 21%, African Americans less than 10% and Native Americans as well as Asian Indians 0%. These numbers and further explanation can be found in the book Casarett & Doull’s Toxicology: The basic Science of Poison by Curtis D. Klaassen.

Now don’t jump to any conclusions that Asians are great drinkers. Because the metabolizing isn’t quite done yet. The acetaldehyde that originated after the first step still isn’t the acetic acid and water it’s supposed to be. This process is caused by another enzyme called acetaldehyde dehydrogenase 2 (ALDH 2). Now about half of the Chinese and Japanese (Koreans way less by the way) lack the normal amount of this second enzyme. The result is that in many cases the acetaldehyde builds up very fast when Asians start drinking. First of all because of the big amount of ADH and second because of the lack of ALDH 2. This is very unfortunate since acetaldehyde makes you way more sick than ethanol itself. This genetic disadvantage is the reason that a lot of Asians can’t hold their liquor. A clear sign of a high acetaldehyde-level is that the face turns extremely red.

Of course these are just generalizations. For sure there are plenty of small Asians that would outdrink any big guy and not every Indian is destined to become an alcoholic when he hits the booze. However this genetic differences between races should not be ignored. And of course it’s very interesting to find out why they are here. A common assumption that Native Americans lack a sufficient amount of ADH is that they weren’t exposed to alcohol until the Europeans introduced it. Just like the Aboriginals never tried it before Australia was discovered.

At least for the Indians in America this “alcohol evolution theory” seems off target. The Mayas drunk a corn drink called atole and balché, which is made out of honey. Aztecs had pulque, distracted from the agave plant and Incas also had their corn drink: chicha. All way before any European ever set foot on their continent. So this theory might work on the Native Americans in the United States or the Aboriginals, but definitely not everywhere.

There is still more research to be done about why the metabolism of certain races is different. And maybe even a solution can be found to optimize the alcohol related fun for everyone. I mean White people run the highest risk for skin cancer, while Blacks suffer most from prostate cancer and we’re looking for cures for that too right? So let’s not be racist and help the Indians and Asians too.


Ver el vídeo: Elvis Crespo - La Cerveza Video Version


Artículo Anterior

Por qué debería beber Eau-de-Vie

Artículo Siguiente

Cordon Bleu