Sus etiquetas de fecha de vencimiento están a punto de volverse mucho más inteligentes


Este parche transparente puede detectar bacterias dañinas en los alimentos.

Si alguna vez olió un cartón de leche o miró un trozo de pollo en el refrigerador tratando de determinar si es seguro para comer, tenemos buenas noticias para usted. Después de todo, las bacterias transmitidas por los alimentos provocan alrededor de 600 millones de enfermedades al año, 420 mil de ellas conducen a la muerte, según la Organización Mundial de la Salud.

Por supuesto, los fabricantes ofrecen fechas de caducidad y "caducidad" para darles a los consumidores una idea aproximada de cuándo tirar la comida, pero son solo estimaciones. Ahora hay algo aún mejor.

Manténgase al día sobre lo que significa saludable ahora.

Suscríbase a nuestro boletín diario para obtener más artículos excelentes y recetas deliciosas y saludables.

Un equipo de investigadores de la Universidad McMaster desarrolló un parche transparente que se puede agregar al empaque de alimentos para detectar bacterias dañinas, como E. coli y Salmonella. La investigación se publica en ACS Nano, y los resultados han convencido al equipo de que el parche podría ser una alternativa precisa y barata a los sellos de fechas estimados en los alimentos envasados.

"En el futuro, si va a una tienda y quiere asegurarse de que la carne que está comprando sea segura en cualquier momento antes de usarla, tendrá una forma mucho más confiable que la fecha de vencimiento", dice el plomo. la autora Hanie Yousefi, estudiante de posgrado y asistente de investigación en la Facultad de Ingeniería de McMaster.

Un lado del rectángulo transparente contiene gotas de moléculas que pueden detectar ciertas bacterias. Cuando el sensor entra en contacto con un producto alimenticio, un dispositivo de mano como un teléfono inteligente puede escanear el paquete para indicar si hay bacterias presentes. El sensor no tiene ningún efecto negativo sobre la comida en sí.

Aunque el uso potencial principal del producto es para prevenir enfermedades transmitidas por alimentos, los investigadores dicen que el sensor también podría usarse para probar vendajes en busca de infecciones en heridas o para determinar si el equipo del hospital es estéril.


¿Todavía puede comer alimentos enlatados después de la fecha & # x27best by & # x27? Aquí & # x27s lo que debes saber

Cuando se trata de alimentos enlatados, y de muchos alimentos en general, resulta que muchos consumidores no siempre están seguros de cómo decodificar las fechas de "caducidad" o "caducidad". En realidad, estas fechas no son exigidas por la Administración de Alimentos y Medicamentos y, a menos que se trate de fórmulas para bebés, los fabricantes proporcionan voluntariamente las fechas en los paquetes. Las tiendas pueden incluso vender productos que hayan pasado semanas o meses después de las fechas etiquetadas.

Con la primavera a la vuelta de la esquina, probablemente sea una buena idea revisar su despensa y ordenar un poco. Pero, ¿qué alimentos enlatados pueden quedarse y cuáles se deben tirar?

Relacionado

Alimentos Encontrar consuelo en la sopa enlatada durante la pandemia

TODAY Food se comunicó con Canned Food Alliance y su portavoz nos indicó la guía básica del grupo que hace referencia a las fechas de vencimiento.

Según la alianza, los alimentos enlatados (cuando se mantienen a una temperatura relativamente estable) permanecerán en su máxima calidad durante al menos dos años después de su procesamiento. Las pautas señalan que, si bien los alimentos en latas "retienen su seguridad y valor nutricional mucho más allá de los dos años", su color y textura pueden cambiar después de ese tiempo. Muchos factores afectan el tiempo que un alimento permanecerá comestible en la lata, pero los alimentos que se mantienen a "temperaturas moderadas (75 grados o menos)" pueden durar indefinidamente.

¿Eso significa que debería comer comida de una lata que se encuentra en el Titanic? Probablemente no.

Ron Giles, director de control de calidad de Goya Foods, Inc., dijo a HOY que la industria de alimentos enlatados prefiere usar fechas de caducidad en lugar de fechas de caducidad.

“Los alimentos enlatados no caducan en una fecha determinada”, explicó Giles. “No se puede decir que la comida enlatada sea buena un día y no buena al día siguiente. Los alimentos enlatados están al vacío. La ausencia de oxígeno ayuda a prolongar la vida útil de los alimentos enlatados ".

Una fecha de caducidad, por otro lado, indica cuándo un consumidor puede notar una disminución en la calidad. Por ejemplo, el color, la textura o el sabor de la comida pueden no ser óptimos. La dietista registrada Bonnie Taub-Dix, autora de "Léalo antes de comerlo", dijo que también puede haber una disminución en el valor nutricional una vez que un alimento pasa esa fecha.

Pero incluso entonces, se necesitan años para que eso suceda. Los frijoles enlatados Goya, por ejemplo, tienen una fecha de caducidad de tres a cinco años a partir del día de producción. Goya, que es una de las empresas procesadoras de alimentos más grandes del mundo, determina la vida útil de un producto teniendo en cuenta varios factores. Además de observar los estándares de la industria y realizar evaluaciones internas, la empresa utiliza la información de los proveedores de materiales de embalaje.

Entonces, ¿qué comida enlatada más antigua es más segura para comer? En general, los alimentos que son más ácidos caducan antes, mientras que los alimentos con un nivel de pH más básico duran más que la mayoría de las verduras y frutas enlatadas. Esto significa que el spam antiguo probablemente sobrevivirá a los melocotones enlatados.

Pero la calidad del almacenamiento es realmente el mayor determinante de la seguridad de los alimentos enlatados.

“Cuando pienso en‘ búnker del apocalipsis zombi ’, pienso en comida enlatada”, dijo Emily Peterson, chef instructora del Instituto de Educación Culinaria de la ciudad de Nueva York. "¿Puede realmente expirar algo destinado a alimentarnos 'para siempre' en caso de emergencia?" Peterson le dice a su estudiante que se concentre en la lata en sí, no solo en las fechas en una etiqueta.

“Me preocupa más el estado de la lata en sí. Esta hinchado? Eso es definitivamente un no-go. ¿Está abollado u oxidado? Tirar a la basura."

Relacionado

Compre artículos de la despensa para abastecerse durante las emergencias, según los expertos en seguridad alimentaria

El problema con las latas que están en condiciones menos que perfectas (piense en abolladuras, golpes y áreas hinchadas) es que el sello hermético y el revestimiento protector del interior podrían romperse. Las latas están recubiertas con un revestimiento interior que evita que el metal de la lata entre en contacto directo con su contenido. Si el exterior de la lata está abollado, es muy probable que el revestimiento interior también esté comprometido.

Por lo general, esto hace que la lata se oxide o se hinche a medida que la comida reacciona con el acero, el estaño o el aluminio. Las bacterias también pueden crecer y liberar gases que hacen que la lata se hinche. (El botulismo es una preocupación para los productos enlatados incorrectamente en casa, pero no es una preocupación para los alimentos enlatados comercialmente).


ASÍ QUE, ¿CUÁNTO DURA EL ACEITE DE PESCADO UNA VEZ QUE LO ABRES?

A estas alturas, a menos que haya estado viviendo en una cueva sin Wi-Fi, debe saber que el aceite de pescado (también conocido como ácidos grasos omega-3 esenciales) es muy importante para sus mascotas.

Según la investigación, ayuda a los cachorros y gatitos con su desarrollo físico y también los hace mucho más inteligentes. Agregar aceite de pescado mejorará sus habilidades de aprendizaje, memoria, función ocular y habilidades psicomotoras, solo por nombrar algunos de los beneficios.

Para las mascotas adultas, los omega-3 esenciales sirven como un antiinflamatorio que puede ayudar con las alergias, proteger el corazón, es bueno para la salud del cerebro, combate la obesidad y la artritis, apoya un sistema inmunológico saludable y la salud de los riñones y, sobre todo, puede ayudar aplastar el cáncer!

Observe que la palabra "esencial" siempre parece ir delante de la palabra "omega-3". Esto se debe a que tanto el cuerpo de su perro como el de su gato no pueden no producirlo por sí solo sin algún tipo de suplemento. De ahí la razón por la que el mercado actual del aceite de pescado está en auge.

Sin embargo, hay un elefante gigante que acecha en la habitación cuando llega el momento de comprar una botella de aceite de pescado para su mascota & # 8230¿Exactamente cuánto dura esa botella una vez que rompes el sello?

La fecha en el costado de las cápsulas o la botella de aceite líquido normalmente dice que es válida por aproximadamente 2 años.

¡PERO ESPERA! ¡ESA ES LA FECHA DE VIDA ÚTIL ANTES DE QUE SE ROMPA EL SELLO!

En el momento en que abre el frasco o la botella, se inicia el temporizador. Las investigaciones muestran que tiene entre 30 y 90 días antes de que el aceite más esencial del mundo para mascotas se convierta en el más peligroso.

“Los ácidos grasos omega-3 son químicamente inestables y muy propensos a oxidarse y degradarse con el tiempo durante el almacenamiento. En general, se estima que los suplementos de aceite de pescado caducan aproximadamente 90 días después de abrirlos ". - Livestrong.com

Según los datos más recientes, si no se almacenan correctamente, tiene suerte si puede aprovecharlos durante 30 días antes de tener problemas graves.

“La luz, el calor y el oxígeno son los factores principales que influyen en la tasa de degradación. Incluso almacenado en la oscuridad, el aceite de pescado puede oxidarse inaceptablemente dentro de los 30 días posteriores al almacenamiento, según una revisión publicada en la edición de 2013 de la revista 'BioMed Research International' ". & # 8211 Hindawi.com

¿CUÁL ES EL PROBLEMA CON EL CONSUMO DE ACEITE RANCID?

“Los ácidos grasos omega-3 son muy vulnerables al daño oxidativo. Cuando las partículas de grasa se oxidan, se descomponen en compuestos más pequeños, como el malondialdehído (MDA), que son peligrosos porque dañan las proteínas, el ADN y otras estructuras celulares importantes. Además, los estudios en animales muestran que los lípidos oxidados pueden causar daño orgánico, inflamación, carcinogénesis y aterosclerosis avanzada ”. & # 8211 BioMed Research International

Como puede ver, este es un problema grave si no tiene cuidado. Pero a veces la situación de oxidación está fuera de tus manos.

Un estudio reciente realizado por la Universidad de Auckland encontró que la mayor parte de los suplementos probados y vendidos en el mercado en diferentes partes del mundo se oxidaron considerablemente antes de la compra.

El estudio probó 36 marcas diferentes de cápsulas de aceite de pescado. Más de la mitad de los productos probados se habían oxidado a un nivel superior al límite recomendado (que no tenía nada que ver con la fecha de caducidad).

Por lo tanto, debe tener mucho cuidado al seleccionar la empresa y el fabricante adecuados.

¿NECESITAS ALGUNOS CONSEJOS?

Aquí hay algunos consejos de mercola.com y otros expertos para asegurarse de que está obteniendo un aceite de pescado no rancio de alta calidad:

• El tipo de botella utilizada afecta la tendencia del aceite a ponerse rancio. Idealmente, el aceite de pescado debe almacenarse en botellas de vidrio o PET (tereftalato de polietileno), ya que ofrecen la mejor protección contra el oxígeno.

• Evite el aceite de pescado en envases transparentes, porque dejarán pasar la luz ultravioleta y fluorescente que oxida el aceite, volviéndolo rancio.

• Compre botellas más pequeñas. No compre nada que no pueda terminar dentro de los 90 días como máximo.

• Envíe los aceites de pescado durante la noche a su casa, directamente del fabricante para garantizar su frescura.

• Compre en una empresa con una alta rotación de productos para minimizar la posibilidad de obtener un producto que ha estado almacenado durante un período prolongado de tiempo.

• Evite la luz solar directa y el almacenamiento a temperatura ambiente.

• Guarde el aceite de pescado en su refrigerador.

• Evite los recipientes de aceite de pescado que utilizan bombas de plástico baratas, ya que estas bombas empujan aire hacia la botella de aceite de pescado y aceleran el proceso de oxidación. De lo contrario, compre tecnología de bombas sin aire.

• Algunos fabricantes usan blísteres llenos de nitrógeno para evitar que los suplementos entren en contacto con el oxígeno o fortifican sus suplementos con formas naturales de vitamina E conocidas como tocoferoles para ayudar a prevenir la oxidación, verifique las etiquetas de los tocoferoles gamma y delta además del alfa tocoperhol.

POR ÚLTIMO, SI BIEN NO MENOS IMPORTANTE:

“Otra preocupación principal que no es ampliamente reconocida es que muchos de los aceites de pescado en el mercado están contaminados con cantidades relativamente grandes de metales y químicos tóxicos. Y no solo metales pesados. De hecho, las toxinas como el mercurio generalmente se examinan, al menos en marcas de mayor calidad ". - mercola.com

¡Así que investigue un poco y descubra qué está haciendo su fabricante para evitar estos metales!

EN MI OPINIÓN

Nada supera a la realidad. Lo ideal es alimentar a sus mascotas con cortes enteros, limpios y frescos de vida marina. Al seleccionar un producto de un estante (nuevamente, a menos que realmente conozca a su fabricante), debido a que el aceite de pescado es muy propenso a la oxidación, compre un suministro mensual & # 8217 a la vez. Para hacer una verificación rápida de rancidez, abre una cápsula o quita la tapa de una botella de aceite de pescado y huele. ¡Quieres oler el océano y no oler a pescado podrido y maloliente!

¡Hagan sus deberes, mis compañeros padres de mascotas, y eviten darles a sus mascotas aceite de pescado rancio barato y de mala calidad, ya que les prometo que les hará más daño que bien!


Cómo reducir la ingesta de azúcar de su hijo

Como la mayoría de los agentes dobles, el azúcar añadido suele ser encubierto. Eso significa que los alimentos que se comercializan como bocadillos saludables para niños a veces no lo son. “Sepa cómo detectar los azúcares ocultos”, dice Hyland, “especialmente porque el azúcar viene en varias formas. La etiqueta podría decir dextrosa, sacarosa, miel, agave o melaza. Todas esas son palabras para azúcar ".

Entonces, ¿cómo cambiar el rumbo del gusto por lo dulce de su hijo? Hyland da cinco consejos.

1. Incluya las bebidas endulzadas con azúcar en su lista de prohibiciones

Hyland dice que evitar las bebidas endulzadas con azúcar, incluido el jugo, tiene un gran impacto. “A pesar de que el jugo 100% de fruta no siempre tiene azúcar agregado, todavía hay una gran cantidad de azúcar concentrada en un solo lugar”, dice Hyland. "También trate de evitar la limonada, los refrescos y las bebidas deportivas, y especialmente a medida que los niños crecen, los tés dulces y las bebidas de café".

2. Alfabetizar las etiquetas de los alimentos

Actualmente se están implementando nuevas etiquetas de alimentos con una línea para cantidades de azúcar agregada. Por ejemplo, la etiqueta de un alimento para una manzana (que tiene azúcar totalmente natural) leería:

  • Azúcares totales: 15 gramos.
  • Incluye 0 gramos de azúcares añadidos.

Un frasco de puré de manzana, por otro lado, podría decir:

  • Azúcares totales: 24 gramos.
  • Incluye 10 gramos de azúcares añadidos.

“La línea de azúcar agregada puede ayudarlo a tomar decisiones más inteligentes. Si un alimento tiene 10 gramos de azúcar agregada, es posible que desee elegir otra cosa, ya que esa es casi la mitad de la cantidad recomendada para los niños ". Hyland agrega.

3. Elija alimentos con menos de 10 gramos de azúcar y más de 5 gramos de fibra.

Los cereales y las barras de granola pueden ser campos de minas de azúcar. Pero en lugar de prohibirlos por completo (y posiblemente causar derrumbes y desgarros), Hyland dice que busque productos que contengan menos de 10 gramos de azúcar y, si es posible, más de 5 gramos de fibra.

“La fibra es beneficiosa de muchas formas. Ayuda con la saciedad, disminuye el colesterol y reduce el riesgo de diabetes y prediabetes ”, dice ella. "Muchos productos que tienen azúcares naturales, como frutas y verduras, tienen un alto contenido de fibra".

4.Prepara tus propios bocadillos saludables para niños

Los alimentos procesados ​​suelen ser el punto cero del azúcar añadido. Así que cuanta más comida puedas preparar en casa, mejor. “Hornear mini muffins en lugar de comprarlos en la tienda marca la diferencia. Si bien su versión puede contener azúcar, puede elegir un tipo de azúcar más natural o controlar la cantidad ”, explica Hyland.

También puede intentar hacer barras de granola caseras endulzadas con dátiles para evitar agregar azúcar. Pero si ser Susie Homemaker no es lo tuyo, puedes dejar de procesar sin encender el horno. Por ejemplo, opte por frutas frescas o secas en lugar de bocadillos de frutas.

Hay una advertencia: si bien la miel y el jarabe de arce a menudo se consideran edulcorantes más naturales, aún cuentan como azúcar agregada. "Un beneficio es que normalmente no es necesario consumir tanto, ya que son más dulces que el azúcar normal y también contienen algunos nutrientes", dice Hyland.

5. Entrene las papilas gustativas de su hijo

Hyland sugiere que cuando le presente alimentos sólidos a sus hijos, no comience con los dulces. "Si no estamos introduciendo azúcar en exceso desde el principio, entonces sus papilas gustativas no anhelarán tanto esos sabores". Recuerde, ¡la fruta en sí está bien! Pero nada con azúcar añadido.


Conozca los datos de su fecha de comida

Aquí hay algo que podría sorprenderlo: casi ninguna de las etiquetas de fecha en los productos alimenticios:vender por, mejor por, usar por—Indicar la seguridad de los alimentos [2]. De hecho, son solo sugerencias del fabricante para cuando creen que la comida está más fresca y sabrosa, no cuando se volverá inseguro para comer.

Conozca los términos de las fechas de comida y evitará tirar alimentos comestibles perfectamente buenos. Esto es lo que el USDA tiene que decir al respecto:

A excepción de las fechas de caducidad, las fechas de los productos no siempre se refieren al almacenamiento en el hogar y al uso después de la compra. Las fechas de caducidad generalmente se refieren a la mejor calidad y no son fechas de seguridad. Incluso si la fecha expira durante el almacenamiento en el hogar, un producto debe ser seguro, saludable y de buena calidad si se maneja correctamente ... Si el producto tiene una fecha de caducidad, siga esa fecha. Si el producto tiene una fecha de caducidad o no tiene fecha, cocine o congele el producto de acuerdo con los tiempos que se muestran en la tabla a continuación..


Sus etiquetas de fecha de vencimiento están a punto de volverse mucho más inteligentes: recetas

¿Con qué se endulza Zevia?

Todos los productos Zevia están endulzados al 100% con extracto de hoja de stevia. Para obtener más información sobre la stevia, haga clic aquí.

¿Las bebidas Zevia no son transgénicas?

Todos los productos de Zevia están verificados por proyectos no transgénicos y no contienen ingredientes modificados genéticamente o de bioingeniería. Todos nuestros productos han completado una completa verificación de terceros para verificar el cumplimiento del Estándar de proyectos no transgénicos.

¿Zevia está libre de los 8 alérgenos regulados por la FDA?

Zevia está libre de los 8 alérgenos regulados por la FDA: leche, huevos, pescado, mariscos, nueces de árbol, maní, trigo y soja. Si hay otros ingredientes que está tratando de evitar, comuníquese con nosotros para obtener más información.

¿Las bebidas Zevia contienen gluten?

Al elegir nuestros ingredientes, tenemos en cuenta el impacto que pueden tener en las personas con alergias y sensibilidades alimentarias. Nos complace confirmar que todos los productos Zevia son libres de gluten y han sido certificados por Gluten Intolerance Group, que es la organización líder en certificación de productos sin gluten.

¿Las bebidas Zevia están certificadas como kosher?

Estamos orgullosos de decir que todos los productos Zevia están certificados como Kosher por la Unión Ortodoxa.

Tenemos mucho cuidado al elegir los ingredientes que se utilizan en nuestros productos. Somos veganos y todos nuestros ingredientes son 100% veganos.

Para mantener nuestras bebidas lo más limpias posible, Zevia no contiene colores añadidos ni color caramelo. Eso significa que todos los refrescos, bebidas energéticas, mezcladores y bebidas para niños de Zevia son claros.

El color del té orgánico Zevia es el subproducto natural de las hojas de té elaboradas.

¿Qué bebidas Zevia contienen cafeína?

Los siguientes sabores contienen cafeína:

Refrescos: Cola (45 mg / 12 oz), Dr. Zevia (42 mg / 12 oz), Mountain Zevia (55 mg / 12 oz) y Cherry Cola (38 mg / 12 oz).

Bebidas energéticas: toronja, mango, jengibre, frambuesa lima y cola. Cada bebida Zevia Energy contiene 120 mg / 12 oz.

Tés orgánicos: té negro, té negro (sabor a limón), té negro (sabor a frambuesa), té negro (sabor a melocotón), Earl Grey (sabor a naranja sanguina) y té verde, cada uno contiene 45 mg / 12 oz.

La cafeína en todos los refrescos Zevia se extrae del grano de café. La cafeína en todos los tés y bebidas energéticas Zevia se extrae de las hojas de té.

Tés orgánicos: té negro, té negro (sabor a limón), té negro (sabor a frambuesa), té negro (sabor a melocotón), Earl Grey (sabor a naranja sanguina) y té verde, cada uno contiene 45 mg / 12 oz.

La cafeína en todos los refrescos Zevia se extrae del grano de café. La cafeína en todos los tés y bebidas energéticas Zevia se extrae de las hojas de té.

¿Qué bebidas Zevia no contienen cafeína?

Los siguientes sabores no contienen cafeína:

Refrescos: cereza negra, cola sin cafeína, refresco de crema, ginger ale, cerveza de raíz de jengibre, uva, pomelo cítrico, twist de lima limón, naranja y fresa.

Kidz: Cran-Frambuesa, Manzana Gaseosa, Ponche de Frutas, Crema de Naranja, Limonada de Fresa y Sandía.

Tés orgánicos: maracuyá de hibisco y té negro de limón sin cafeína.

Mezcladores: Cerveza de Jengibre, Lima Limón con Amargo y Agua Tónica.

Aguas con gas: mora y pepino limón.

¿Cómo leo la fecha de vencimiento en una lata de Zevia?

Los productos Zevia Soda, Mixers, Sparkling Water, Energy y Kidz son mejores dentro de los 18 meses posteriores a la fabricación.

Los tés orgánicos Zevia son mejores dentro de los 12 meses posteriores a su fabricación.

Puede leer el código en la parte inferior de su lata para determinar la fecha de nacimiento de sus bebidas.

Utilizando el siguiente ejemplo: C2002A13: 20

• En el código, la primera letra representa el mes de enlatado. A es enero, por lo que C significa marzo.
Tenga en cuenta que omitimos la letra "I". Ya que se parece demasiado a un # 1.

• Los dos números siguientes indican el año en que se hizo: 2020.

• Los dos números siguientes son el día del mes.

• La siguiente letra es un ID de seguimiento interno de Zevia.

• El último conjunto de números indica el tiempo de producción en tiempo militar.

Quiero que mi tienda local tenga Zevia. ¿Qué tengo que hacer?

Si bien Zevia está disponible en una variedad de sabores para saciar la sed, no todos los minoristas los venden todos. Qué fastidio, ¿verdad? ¡Pero espera, tienes el poder! Si desea más sabores, es posible que se sorprenda de lo que puede hacer. ¡Consulte el formulario de solicitud en la parte inferior del localizador de tiendas! A veces, el gerente de su tienda solo necesita una pequeña guía de los amantes de las bebidas más inteligentes, como usted.

Soy un minorista. ¿Cómo puedo vender Zevia en mi tienda?

Envíenos un correo electrónico a [email protected] o llámenos al855.GO.ZEVIA.

Aquí en Zevia, nos sentimos fuertemente interesados ​​en reducir el consumo de azúcar, utilizando ingredientes simples de origen vegetal y creando bebidas deliciosas y refrescantes. Nuestra pasión se puede encontrar en todos nuestros productos, desde refrescos hasta energía, té orgánico, mezcladores y nuestra línea Kidz, lo tenemos cubierto. Zevia tiene una lata para cada mano, proporcionando bebidas para cada miembro de la familia, en cualquier momento del día y para cada ocasión de uso. Independientemente de cómo viva lo mejor que pueda, estamos aquí con lo mejor: cero azúcar, cero calorías.

Dar pasos audaces es de lo que se trata Zevia. Nuestra misión es crear bebidas sin azúcar, cero calorías y endulzadas naturalmente con sabores apetecibles y sin endulzantes artificiales. Endulzados con extracto de hoja de stevia y disponibles en una variedad de deliciosos sabores, somos la bebida endulzada naturalmente que usted y su familia disfrutarán.

¿Cómo realizo un seguimiento de mi pedido de Zevia.com?

Recibirá un correo electrónico tan pronto como su paquete salga de nuestro almacén con el número de seguimiento de su envío.

¿Cómo sé cuándo se ha enviado mi pedido?

Cuando realice su pedido, recibirá un correo electrónico de confirmación de pedido de inmediato, informándole que nuestro sistema ha aceptado su pedido. Luego, cuando se envíe su pedido, recibirá un correo electrónico de notificación de envío. Podrá seguir su pedido a través de la información de seguimiento dentro del correo electrónico de notificación de envío.

¿Cuánto tiempo tardará en llegar mi pedido?

Nos esforzamos por procesar los pedidos dentro de los 2 días hábiles (de lunes a viernes). Debido a los aumentos sin precedentes en la demanda debido a los eventos mundiales actuales, espere retrasos en el envío de su pedido. Una vez procesados, espere entre 7 y 10 días hábiles para que sus deliciosas fundas Zevia lleguen a su puerta.

Estamos trabajando en estrecha colaboración con nuestro equipo y socios de envío para minimizar el impacto y entregarle su producto lo más rápido posible. Apreciamos su negocio y su paciencia, ya que todos trabajamos para gestionar las realidades personales y comerciales del día.

¿Puedo cambiar mi pedido una vez realizado?

No puede cancelar su pedido una vez realizado. Envíenos un correo electrónico a [email protected] o llámenos al 1.855.GO.ZEVIA (1.855.469.3842). Haremos todo lo posible para ayudar.

¿Cómo funcionan las suscripciones a Zevia.com?

Seleccione la frecuencia de envío que le gustaría recibir para su Zevia (14 o 28 días) y coloque el pedido en su carrito de compras. El servicio comenzará unos días después de realizar el pedido y se enviará según la frecuencia que seleccionó. Puede omitir un envío, solicitar una fecha de envío específica o cambiar los detalles de su suscripción iniciando sesión en su cuenta de Zevia y editando su suscripción.

¿Cómo cambio la frecuencia de mi suscripción?

1. Desde nuestro escaparate, seleccione el icono Gestión de cuentas.

2. Inicie sesión en la cuenta que tiene la suscripción activa.

3. Seleccione el enlace Administrar suscripción.

4. En Frecuencia de pedido, seleccione Cambiar frecuencia

5. Seleccione el menú desplegable y cambie la frecuencia a la opción de frecuencia deseada.

7. Una vez que se haya actualizado la frecuencia de los pedidos, asegúrese de que las fechas de los próximos pedidos también sean correctas para coincidir con la nueva frecuencia seleccionada.

¿Cómo cambio la dirección de envío de mi suscripción?

1. Desde nuestro escaparate, seleccione el Administración de cuentas icono.

2. Inicie sesión en la cuenta que tiene la suscripción activa.

3. Seleccione el Administrar suscripción texto.

4. Seleccione Mostrar detalles bajo la suscripción para la que le gustaría actualizar la dirección de envío.

5. Seleccione Editar junto a & quotDirección e información de envío& quot

6. Seleccione una dirección existente o ingrese una nueva dirección.

8. Una vez que se hayan actualizado los detalles del envío, todos los pedidos recurrentes futuros reflejarán automáticamente esta nueva información en los pedidos generados en Shopify.

¿Cómo cancelo mi suscripción?

1. Desde nuestro escaparate, seleccione el icono Gestión de cuentas.

2. Inicie sesión en la cuenta que tiene la suscripción activa.

3. Seleccione la página Administrar mi suscripción.

4. Desplácese hacia abajo hasta "Mi suscripción" y seleccione su suscripción activa.

5. Seleccione "Cancelar suscripción".

¿Cómo puedo editar la información de mi cuenta?

Puede editar la información de su cuenta, como su facturación, dirección de envío, su método de pago o su frecuencia de suscripción, iniciando sesión en su cuenta de Zevia.com utilizando el correo electrónico y la contraseña con los que se registró para la cuenta.

Olvidé la contraseña de mi cuenta. ¿Qué debo hacer?

Si tiene dificultades para acceder a su cuenta, puede restablecer su contraseña siguiendo las instrucciones en la página de inicio de sesión de la cuenta o comunicándose con nosotros en [email protected] Siempre estaremos felices de ayudar.

Cual es su politica de devoluciones?

Desafortunadamente, no aceptamos devoluciones o cambios de producto. Si su pedido se dañó durante el transporte, o si ha recibido el pedido incorrecto, comuníquese con nuestro equipo de Atención al cliente de inmediato, enviando un correo electrónico a [email protected] o llamando al 1.855.GO.ZEVIA (1.855.469.3842).

¿Cuál es su política de envío?

Todos los pedidos de 3 o más cajas se envían gratis. Cobramos una tarifa fija de $ 5 por caja para pedidos de menos de 3 cajas. Enviamos a direcciones postales dentro de los 48 estados contiguos de los Estados Unidos. Actualmente no realizamos envíos a FPO, APO, P.O. Cajas, Alaska o Hawaii. Tampoco realizamos envíos a Canadá en este momento.

Los pedidos se procesan en nuestro almacén de lunes a viernes. Una vez procesados, espere de 3 a 6 días hábiles para que sus deliciosas fundas Zevia lleguen a su puerta.


Cómo determinar la vida útil de los productos alimenticios

Un buen número de nuestros clientes también sienten curiosidad por determinar la vida útil cuando realizan análisis nutricionales y crean etiquetas nutricionales en ReciPal.

Si bien no ofrecemos un servicio formal para calcular la vida útil, tenemos algunos consejos prácticos para quienes recién comienzan.

Y tenemos un poco de experiencia con nuestra preparación de cecina. Dejando a un lado las bromas, le daremos algunos consejos prácticos para realizar su propio estudio de vida útil sin arruinarse.


¿Se requiere una prueba de vida útil?

Aparte de la fórmula infantil, los reguladores no exigen fechas de vencimiento en los productos alimenticios. Es a su discreción (del fabricante de alimentos), pero a veces no dependerá completamente de usted porque las tiendas a las que venderá pueden requerirlo.

Tenga en cuenta que un principio fundamental de la legislación alimentaria de EE. UU. Es que los alimentos deben ser aptos para el consumo. Por lo tanto, el hecho de que no esté obligado a tener una fecha de vencimiento no significa que pueda vender alimentos que se hayan echado a perder.

La vida útil de un producto alimenticio comienza desde el momento en que se termina de procesar y envasar. El tiempo depende de factores como los ingredientes, el proceso de fabricación, el envasado y las condiciones de almacenamiento (temperatura, luz, etc.).

Antes de comenzar cualquier estudio de vida útil, por informal que sea, debe tener una receta y un proceso de producción finalizados. Cambiar los ingredientes, el envasado y el procesamiento puede alterar la vida útil, por lo que estos ya deben ser estables.

También hay una diferencia entre el momento en que la comida comienza a echarse a perder y cuando comienza a perder calidad. Algunos de nuestros clientes se preocupan más por la calidad, por lo que incluso si un producto no se ha estropeado, es posible que no estén felices de venderlo a los clientes después de cierto punto.

Por último, ciertos productos tienen regulaciones específicas sobre la vida útil con respecto a las fechas de caducidad y caducidad. Investigue y averigüe dónde se ubica su producto antes de realizar cualquier prueba.

Realización de un estudio informal de vida útil

Incluso si no está listo para desembolsar miles de dólares para un estudio formal de vida útil con un laboratorio, hay muchas cosas que puede hacer:

Primero, revise las etiquetas de la competencia. ¿Tienen todos fechas similares de "caducidad"? Ese podría ser un buen punto de partida. Solo tenga cuidado ya que pueden usar diferentes ingredientes, técnicas de procesamiento y empaque.

En segundo lugar, realice su propio estudio (informal). Tome su producto y guárdelo en las condiciones de almacenamiento recomendadas. ¿Dice refrigerar en el empaque? Déjalo en la nevera. Cada pocas semanas, abra una bolsa y tome notas detalladas. ¿Cómo se ve, huele, sabe, se siente? ¿Cómo ha cambiado de una bolsa "fresca"? Siga revisando hasta que note cambios.

Es posible que también desee realizar pruebas básicas. ¿Su producto requiere ciertos niveles de pH? Pruebe el pH si tiene las herramientas.

Asegúrese de tener suficientes muestras. Decide qué vida útil te haría realmente feliz. Cuantas semanas es eso? ¿Con qué frecuencia desea comprobar sus muestras? Divida el total de semanas de prueba por la frecuencia con la que lo revisará y tendrá AL MENOS esa cantidad de muestras.

Entonces, para un estudio de 15 semanas con pruebas cada 2 semanas, necesitaría al menos 7 u 8 muestras. Para un estudio de 40 días con pruebas cada 3 días, necesitaría al menos 13 o 14 muestras.

Determinar la vida útil de su producto alimenticio puede comenzar de manera muy simple y aumentar enormemente la complejidad. Aquí hay una lista de pasos en orden creciente de complejidad y precio.


Etiquetas de frutas congeladas

Congelar fruta es una práctica común para conservar estos productos y permitir que los consumidores de todo el mundo disfruten de bayas, plátanos, melones, kiwis y otras frutas en cualquier momento, incluso fuera de temporada. Aunque no hay nada mejor que comerlas frescas, las frutas pueden conservar su calidad y delicioso sabor si se congelan en el punto máximo de su madurez y se siguen ciertos procedimientos necesarios. La fruta correctamente congelada puede ser tan sabrosa y saludable como la fresca, y puede durar mucho tiempo en el congelador.

Para asegurarse de que las características físicas y químicas de un producto de fruta se conserven después de la congelación, los productores de alimentos deben cosechar las frutas cuando alcanzan la etapa adecuada de madurez y congelarlas inmediatamente después de la cosecha. El proceso de congelación debe incluir:

  • Envasado de frutas en bolsas o recipientes resistentes a la humedad y al aire
  • Congelar el producto rápidamente, para que no haya tiempo para que se produzca ningún deterioro.
  • Mantener la fruta congelada a temperatura constante en el congelador, sin fluctuaciones de temperatura.
  • No permitir que los alimentos entren en contacto con el aire, para evitar quemaduras por aire.
  • Posiblemente empacar la fruta en azúcar o jarabe de azúcar, porque las frutas endulzadas conservan su calidad por más tiempo que las no endulzadas.

Informar a los consumidores sobre su producto alimenticio congelado

Se necesita mucho tiempo y esfuerzo para crear un producto alimenticio de calidad. Una vez finalizado el proceso de producción, el producto debe ser empaquetado, marcado y comercializado para que los consumidores lo elijan sobre otros productos similares. Los consumidores están cada vez más interesados ​​en la información sobre los alimentos que están comprando, por lo que para convencerlos, es aconsejable ser lo más informativo posible.

Food labels are used to both inform buyers, and comply with federal and state requirements for adequate labeling. The information that is required by law to appear on a frozen fruit packaging is the following:

  • Common name of the product (e.g. “Blueberries”)
  • The form the fruit is in (whole, slices, etc.), if the packaging is not transparent
  • Net weight of the product in grams
  • Ingredients, unless it’s a one-ingredient product (for example, only blueberries)
  • Nutritional information (serving size, nutrients, vitamins and minerals)
  • Name and address of the producer, packer or distributor
  • Expiration date
  • Information about proper storage
  • Health claims, if any

To show potential customers that your product is top quality, you can include additional information that could help them out in their decision-making, such as recipes, defrosting instructions, serving ideas, etc.

FYI: Fruit Label Digits Decoding

You probably noticed that many individually packaged fruit have small, usually round fruit labels with a number on them. That’s not just some random series number that serves to mark the product, but a very important piece of information for the consumer. If the number on this fruit label has 4 digits, it means that it’s a conventionally grown fruit with pesticides and chemicals. If the label has 5 digits and the first one is 8, it means that the fruit has been genetically modified. If it’s a 5 digit label starting with 9, it means that the fruit is certified organic.

Another important aspect of labeling your product is choosing labels that are freezer proof and suitable for very low temperatures. We at freezerlabels.net supply frozen food manufacturers with quality blank stickers or custom printed freezer labels according to individual preferances, label order size and available budget.

Our labels can be any size, shape, color, label stock and adhesive, but we make sure to point out advantages and disadvantages of selected label materials, and we advise you on the best solution for your professional-looking frozen fruit packaging product.


Yes, You Can Totally Ignore the Expiration Dates on These Foods

As Americans, we’ve kind of been trained to be wasteful when it comes to food. We toss out food that’s the least bit bruised or battered and we definitely don’t run the risk of getting sick by eating food that’s close to its expiration date. Don’t believe me? According to the Natural Resources Defense Council’s 2012 “Wasted” report, collectively, we don’t eat up to 40 percent of the food we buy. And according to Harvard Law and NRDC’s 2013 follow-up study, “The Dating Game: How Confusing Food Date Labels Lead to Food Waste in America,” one big culprit might be our overreliance on so-called expiration dates on the foods we buy.

The problem, says NRDC food and agriculture staff scientist Dana Gunders in the report,
is that those expiration dates cause people to throw away perfectly good food (and waste serious cash). It could even cause people to assume food that is spoiled because it was stored improperly is OK to eat. &ldquoPhrases like &lsquosell by,&rsquo &rsquouse by,&rsquo and &lsquobest before&rsquo are poorly regulated, misinterpreted and [lead] to a false confidence in food safety. It is time for a well-intended but wildly ineffective food date labeling system to get a makeover.&rdquo

OK, we’re all big, giant food wasters, so how do we fix it? Well, first let’s investigate all those dates.

What food dates really mean

According to the U.S. Department of Agriculture’s Food Safety and Inspection Service fact sheet, only infant formula is required to have an accurate use-by date under federal law. Some states may have regulations for other foods, but it’s hardly consistent from state to state, and even in states that do require it, it’s only required on certain foods, such as meat or dairy products, and further, the accuracy of those dates depends on a lot of factors that are difficult to verify, such as the temperature at which the food is stored throughout the entire supply chain. Well, that’s certainly not comforting.

Long story short: Those “expiration dates” are kinda (if not mostly) arbitrary, and most foods last for weeks if not years after the dates printed on the package. And it makes sense when you think about what the phrases they use actually mean. The USDA fact sheet gives the following definitions:

  • Best if Used By/Before: The date the product should be used by for best flavor or quality it has nothing to do with food safety, and it’s even safe to purchase it after that date if it shows up in the discount bin unless there are other signs of spoilage.
  • Sell-By: This is literally just a date for use by the retailer to aid them in their inventory and has nothing to do with the food’s safety (and perhaps even quality).
  • Use-By: With the exception of baby formula (and medicines if you see it on those), this is when the food is at its peak quality and has nothing to do with safety. For formula (and medicine), you shouldn’t buy or use the product after this date, as the nutritional quality may have degraded, but for all other food items, it has nothing to do with safety.

But if best-if-used-by, sell-by and use-by dates tell you nothing, how are you supposed to know when your food is more than past its prime? To reduce food waste (and your grocery bill), you just need to go back to basics and learn what signs to look for.

Discoloration

For some foods, you can see if there’s a problem. Discoloration doesn’t always mean food is spoiled, as some foods, like avocados, naturally brown when exposed to air. Green veggies will start to turn yellow as they age, and while that does mean they’re losing nutrients, it doesn’t necessarily mean they’re unsafe to eat. But some types of discoloration are definitely red flags.

EatByDate says that if you crack open an egg and the egg white has a pinkish or iridescent tinge to it, chuck it and opt for oatmeal for breakfast.

Brown spots on fruits and veggies are certainly disconcerting, but unless most of the food is brown or it displays other signs of spoilage, it’s probably just the result of bruising and is safe to eat. For example, East Point Potatoes says brown and black spots on potatoes can just be removed before consumption. But they warn that if the potato has started to turn green, it should be discarded.

Meat does start to naturally discolor when it’s exposed to light and air, so if it’s just starting to turn a little reddish brown (or bluish or yellowish for poultry), The Kitchn notes that the meat probably OK to eat unless there are other warning signs.

Change in texture

When some foods go bad, the texture is a dead giveaway something’s not quite right.

Meats, including deli meat, will develop a slimy or sticky film and should be discarded. Salad greens will wilt and may also develop a slimy, discolored appearance. Even carrots and other veggies can develop a weird slick coating when they’re getting a little long in the tooth, and shouldn’t be eaten either.

But a change in texture doesn’t always mean it’s bad. If an apple is only slightly soft and doesn’t display any other signs of spoilage, just cut away any dark spots and use them to whip up some applesauce or throw them in the slow cooker with a pork shoulder and some aromatics. But Livestrong warns that extremely mushy apples that smell vinegary should be discarded. A lot of fruits and veggies can still be used if they’re only somewhat wrinkled or soft. To find out, just ask Overlord Google.

Dairy products, such as milk, sour cream and Greek yogurt, will curdle and become lumpy when they’re bad.

Stale bread, however, isn’t necessarily bad unless you see other signs of spoilage. Just chop it up and make croutons or homemade breadcrumbs and use them immediately.

Foods sometimes develop a greenish mold, and mold should definitely not be ingested. But does that mean you need to discard moldy food or can you just cut away the mold?

The Mayo Clinic says when it comes to very soft cheese &mdash such as cottage cheese, cream cheese or ricotta &mdash or shredded, crumbled or sliced cheese the whole container should be discarded since “the mold can send threads throughout the cheese &mdash contaminating more than you see. In addition, harmful bacteria, such as listeria, brucella, salmonella and E. coli, can grow along with the mold.” But they say that in semisoft and hard cheese (such as cheddar, Colby, Parmesan and Swiss), the mold usually can’t penetrate that far, so you can just cut away the part that’s moldy.

But those white specs you often see on aged cheeses like Parm aren’t mold. They’re amino acid clusters, and Serious Eats says they’re perfectly safe to ingest. But if they creep you out, scrap them off.

When it comes to moldy bread, salvaging it is a no-go for the same reason you can’t salvage that moldy cottage cheese, according to Healthline. Bread is porous, so the threads of mold can spread even if you can’t see them.

That said, mold can be pretty serious for someone who has an allergy to it or those with compromised immune systems, and if that’s the case, any moldy food should be immediately discarded in a way that ensures they won’t have any contact with it. And never do a sniff test of moldy bread even if you’re perfectly healthy. Healthline warns it can lead to breathing problems, including asthma, if the spores get into your lungs.

Smells “off”

If food smells rancid, sour or vinegary (when it isn’t supposed to), discard it.

This can be challenging for foods like sour cream, which have a naturally tangy scent as is, but if it smells less tangy and more like sour milk, it’s bad. The same applies to cheese and other dairy products.

Raw fish will start to smell fishier as it gets older, but that doesn’t necessarily mean it’s bad, according to the Cook’s Illustrated book Cook’s Science. But if fish smells both fishy and acrid or has other signs of spoilage, discard it.

Oils can also go rancid, and if that happens, it’s best not to use them because they’ll make your food taste disgusting. Livestrong also says rancid oil can damage cells in your body over time and even cause food poisoning if it’s infused with other organics, such as garlic.

If your flour or other dry goods smell musty, don’t use them either. In flour, a musty smell might be a sign of mold, according to Our Everyday Life. And if it smells rancid, the oils in the flour may have gone bad, and it should be discarded just like a bottle of canola oil would be.

A word of caution

EatByDate is an excellent resource if you need to look up the signs of spoilage or want to know the real expiration date of a specific food (smooth or crunch peanut butter that isn’t marketed as “natural” lasts up to a year past the printed date if it’s unopened!).

However, Michael Doyle, director of the Center for Food Safety at the University of Georgia, told ABC News there’s a difference between spoiled food and contaminated food. According to Doyle, the big baddies we’re all afraid of &mdash things like salmonella and E. coli &mdash are odorless, colorless and invisible. Those types of contaminations happen as the result of improper food safety practices, whether at the farm, the processing plant or in your own home. The spoilage bacteria may not be appetizing and certainly might make you feel a bit icky (even if it’s just psychosomatic), but it’s not nearly as harmful as the stuff you can’t see, taste or smell. So always keep an eye out for recalls and follow proper food-handling and storage procedures in your own home.


Product expiration labels are adding to our food waste problem

Until recently I had no idea what to do with the food in my fridge that seemed on the verge of spoiling. Sometimes I hate throwing out food so much I’ve eaten around moldy patches of bread, mushy apples, and once, maggots in a mango. (I know, gross). Other times I’m so nervous about getting sick I’ve thrown out spinach that’s still crisp and yogurt days away from its expiration date.

Those expiration dates stamped on food by manufacturers have been a helpful reference point for me, but now I’m wondering if they should be. A few days ago I didn’t notice that some hummus had expired, and ate it anyway. My roommates did the same. We’re all still healthy and around to talk about it.

I took it as a sign that maybe there’s something I don’t know about expiration dates. Turns out there’s a lote No sé.

First, I’d always assumed they signaled when food would spoil. Incorrecto. Federal regulations don’t require product dating on any foods except infant formula. That’s because the dating has little to do with health, safety, and spoilage. Expiration dates are suggestions, not rules, for when a store should sell the product by, or you should eat a product by, to enjoy the best flavor.

Let’s go back to that hummus in our fridge. We weren’t putting our health at risk by eating it close to the “sell by” date. If it had passed a “use by” date, it probably would have been fine to eat it as well, as long as it smelled okay and didn’t have any mold on it. The hummus may just not have tasted as fresh. Food producers set these dates by considering factors like temperature during distribution and packaging.

I immediately thought about all the food I’ve tossed after seeing the expiration date. ¡Mucho! And I’m not alone. Ninety percent of Americans say they toss food after the expiration date, according to a study by the Natural Resources Defense Council and Harvard Law School’s Food Law and Policy Clinic. It’s difficult to find data on how much of our food waste is due to our confusion over labels, but it’s likely significant. The Department of Agriculture finds that the average American tosses nearly a pound of food each day.

In fact, we send 52 million tons of food to landfills each year. When food ends up in landfills, it rots and emits methane--almost one quarter of our total methane emissions. This greenhouse gas is 21 times more harmful to the environment than CO2. When we waste food, we also squander the resources that went into producing and transporting it. ReFED, a food waste prevention organization, calculated exactly what that breaks down to: 21 percent of all fresh water, 19 percent of fertilizer, 18 percent of cropland, and 21 percent of landfill space.

Add to this the fact that one in seven Americans are food insecure and we really need to do something to lower our waste.

What’s in an expiration date?

So let’s start with those often misleading expiration dates. My roommates and I sometimes get together to clean out our fridge, reading product labels and arguing over what to keep. Sometimes it’s a nice group bonding experience, but it definitely drags on for longer than it needs to. How do we know when it’s time to toss our food?

Know what those labels mean. “Best if Used By” tells you when the product has the best flavor or quality. After this date, cereal might taste stale or go soft. It’s not a safety date. “Use-By” recommends when you should consume a product for best quality. The only time it’s a safety date is for infant formula. “Sell-By” indicates to the store how long to keep it on shelves for sale. This is also only about guaranteeing quality for consumers.

Consider frozen food and non-perishables safe. The bacteria that causes food poisoning doesn’t grow in freezers. You can eat frozen food months or even years after the expiration date. The same applies for nonperishable grains like dry pasta and rice, as well as canned goods. Those canned peaches hanging out in your pantry food may not taste great, but if they’re free of dents and rust they’ll be safe to eat two to three years after the product date. Keep them in a cool place and out of sunlight. In general, you can expect to keep more processed foods for longer after their expiration date, thanks to all those preservatives and chemicals you may not want to eat.

Buy fresh foods in small amounts. When fruit and vegetables do go bad, turn them into fruit sauces or breads or jam. Check out these hacks for overripe fruit. Plus, here’s a cookbook that focuses on salvaging food scraps and leftovers.

Use this trick. No need to trust the expiration dates on egg cartons when you know this trick. Place eggs in a bowl of water. Bacteria produces lots of gas, so if the egg floats it’s too unsafe to eat. This tip was seriously helpful when I recently dug out an old carton from the back of the fridge. Happily, the eggs passed.

Get organized. Plan your meals ahead of time so you buy only what you eat. This has saved me so much time. I used to go to grocery stores and re-walk through every aisle twice just because I didn’t know what I wanted. FoodKeeper is a helpful app that helps you maximize food freshness and figure out how long it will stay safe to eat.

Freeze or dry your food. Freezing makes everything from bread to cheese last longer. That said, it works better for some foods than others. (Tip: don’t freeze your lettuce.) Dried food saves a lot of shelf space. Peel and slice your fruit and veggies, and then throw them in the oven at around 150 degrees.

Compost, compost, compost. If you need to toss anything, see if you can compost it. The food will stay out of landfills and give nutrients back to the soil. It’s much more environmentally friendly than chemical fertilizers, and it’s also free! You just need a bin to collect food scraps and a little bit of patience. You could start here.

Emily Zhang is a Stone Pier Press News Fellow based in Palo Alto, CA.


Ver el vídeo: Lo que necesitas saber: fechas de vencimiento de alimentos. Telemundo Chicago


Artículo Anterior

Aceitunas marinadas con cítricos

Artículo Siguiente

Mejor presentación de diapositivas de salmón ahumado