Postre tarta de ayuno con jugo de tomate, crema de sémola y mermelada


encimera: Froté el aceite con el azúcar y un poco de sal hasta que casi se licuó el azúcar, luego agregué el jugo de tomate, la esencia y la harina con el bicarbonato de sodio. Amasé una masa elástica y no pegajosa, que dejé durante 20 minutos en el frigorífico cubierta con un papel de aluminio.

Luego lo dividí en 4 trozos que esparcí en la parte de atrás de la bandeja engrasada con aceite y los horneé a su vez durante 6-7 minutos a 180 grados.

Crema gris: Primero puse agua con azúcar, cáscara de limón y una pizca de sal a hervir, y cuando alcanzó el punto de ebullición le agregué sémola bajo la lluvia, revolviendo constantemente. Lo dejé al fuego hasta que espese, luego lo dejé a un lado e incorporé margarina y jugo de limón.

Dejé enfriar la crema, y ​​cuando se enfrió por completo agregué coco y mezclé.

Montaje: Pongo la primera hoja en la bandeja, esparzo la mitad de la crema de sémola, pongo la segunda hoja, esparzo la mermelada encima, luego la tercera hoja, el resto de la crema de sémola y la última hoja.

Cubrí el pastel con papel de aluminio y lo guardé en la nevera durante unas horas, después de lo cual lo dividí.

Las sábanas se ablandaron bastante rápido y salió muy bien y alto.



Video: Επεισόδιο 128-Κέικ με χυμό πορτοκαλιού-Cake with orange juice Speedy kitchen


Artículo Anterior

Sopa radauteana

Artículo Siguiente

Niebla canadiense