• Recetas
  • Tipo de plato
  • Plato principal
  • Pizza

Una porción de pizza cubierta con cebollas, anchoas y aceitunas salteadas es excelente como un entrante delicioso e inusual.

¡Sé el primero en hacer esto!

IngredientesPara 4 personas

  • 200 g de harina de pan blanco fuerte
  • 1/2 sobre de levadura seca fácil de mezclar, aproximadamente 4 g
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 700 g de cebollas, en rodajas finas
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de orégano seco
  • 50g de filetes de anchoa, escurridos y picados
  • 20 aceitunas negras deshuesadas, cortadas por la mitad
  • sal y pimienta negra recién molida

MétodoPreparación: 2 h ›Cocción: 15 min› Listo en: 2 h 15 min

  1. Ponga la harina en un tazón grande y agregue la levadura y una pizca de sal. Hacer un hueco en el centro y añadir 125ml de agua tibia y 1 cucharada de aceite de oliva. Mezclar con un cuchillo de hoja redonda hasta que la mezcla forme una masa suave, agregando un poco más de agua si se siente demasiado seca.
  2. Coloque la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y amase durante unos 5 minutos hasta que la masa esté suave y flexible. Coloque en un recipiente ligeramente engrasado, cubra con un paño de cocina y deje reposar en un lugar cálido y sin corrientes de aire durante 1 hora o hasta que duplique su tamaño.
  3. Mientras tanto, caliente las 2 cucharadas restantes de aceite de oliva en una sartén profunda. Agregue las cebollas y cocine a fuego medio a fuego medio durante 5 minutos sin dejar que se coloreen. Agrega la hoja de laurel y el orégano, y sazona con sal y pimienta. Tape y continúe cocinando suavemente, revolviendo ocasionalmente durante 35 a 40 minutos (las cebollas deben permanecer transparentes).
  4. Precalentar el horno a 230 ° C (gas 8). Agrega las anchoas picadas a las cebollas. Déjelos cocinar a fuego lento durante 2-3 minutos, luego retire la sartén del fuego. Retire la hoja de laurel. Engrase ligeramente dos bandejas para hornear.
  5. Extienda la masa cocida sobre la superficie enharinada y déle un golpe, luego amase muy ligeramente. Divida en cuatro, luego extiéndalo para hacer cuatro rondas, cada una de aproximadamente 15 cm de diámetro. Ponga en la bandeja para hornear. Extienda las cebollas encima hasta 1 cm de los bordes.
  6. Hornee durante 10 minutos, luego esparza las aceitunas sobre las pizzas y hornee por 5 minutos más, o hasta que las bases de la pizza estén ligeramente leídas y doradas.

COCINAR INTELIGENTE

Vuelva a sellar el sobre de levadura lo más apretado posible con cinta adhesiva y vuelva a colocarlo en la caja para usarlo en otro momento. Alternativamente, ¿por qué no preparar ocho pizzas individuales mientras lo hace y poner algunas en el congelador?

Visto recientemente

Reseñas y calificacionesCalificación global promedio:(0)

Reseñas en inglés (0)


El chef, autor y personalidad de la televisión Eric Ripert se une HOY para compartir algunas de sus recetas favoritas de frutas y verduras frescas de su nuevo libro de cocina "Vegetable Simple: A Cookbook". Nos muestra cómo hacer una ensalada César gratinada a la parrilla, una cazuela de verduras francesas con capas de colores y una "pizza" de sandía dulce con aderezos salados y salados.

HOY tiene relaciones de afiliados, por lo que podemos obtener una pequeña parte de los ingresos de sus compras. Los artículos los vende el minorista, no HOY.

Byaldi (cazuela de verduras provenzal)

Byaldi es un plato provenzal muy típico similar a un pisto muy elegante. Mi abuela lo hacía los domingos para traernos cuando visitábamos a nuestra familia extendida en el campo. Tendríamos que conducir durante horas, pero no nos importó porque el olor del byaldi en el coche era muy bueno. Nos costó todo lo posible no robar un trozo antes de llegar a la casa de mi tía Monique. Ni siquiera lo recalentamos, solo lo comíamos tibio de la cazuela. Es incluso mejor al día siguiente si logras tener sobras.

Romaine César Gratinado

Inspirado por mi querido amigo Laurent Manrique, este es un juego inteligente con una ensalada César. La diferencia obvia es que la lechuga romana se sirve cortada en cuartos y asada para el efecto de gratinado, pero mantiene su crujiente y frescura.

Sandía & # x27Pizza & # x27

¡Esta delicia veraniega es ideal tanto para adultos como para niños! Me encantan los sabores combinados del dulzor del melón con el sabor salado del queso feta y el sabor picante de las aceitunas.


Ingredientes

  • 1 2/3 tazas más 2 cucharaditas de agua tibia al tacto
  • 1 3/4 cucharaditas de levadura seca activa
  • 1 cucharadita de azucar
  • 5 1/2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 4 tazas de harina para todo uso
  • 1 1/4 cucharaditas de sal
  • 1 taza de aceitunas negras curadas en aceite, sin hueso y picadas en trozos grandes
  • 1 cucharada de romero fresco picado
  • Ralladura de limón o 1/2 naranja
  • Sal kosher u otra sal gruesa, para espolvorear

Deja un comentario

Debe iniciar sesión para agregar comentarios, haga clic aquí para unirse.

& copy Annabel Langbein Media 2013 - 2021. Todos los derechos mundiales reservados

Descubra cómo vivir una vida al aire libre y disfrute de los placeres simples de explorar su creatividad, conectarse con la naturaleza y compartir comida y risas a lo largo de las estaciones.

¡Obtén ofertas VIP y excelente contenido gastronómico y puedes ganar un iPad Air 2!

Antes de ir, díganos dónde se enteró del libro de Annabel:

Desafortunadamente, su navegador bloqueó la ventana emergente, use el siguiente enlace para Comprar el libro


Pizza de cebolla provenzal

Pissaladière es un plato provenzal de autor de Niza y alrededores, una pizza untada con una capa espesa y dulce de cebollas que se han cocinado lentamente hasta que se caramelizan y se decoran con aceitunas y anchoas.

2 libras de cebollas dulces, finamente picadas

Sal y pimienta recién molida

2 cucharaditas de hojas frescas de tomillo o 1 cucharadita de tomillo seco

1 cucharada de alcaparras, escurridas, enjuagadas y trituradas en un mortero o majadero o finamente picadas

12 filetes de anchoa, remojados en agua durante cinco minutos, escurridos, enjuagados y secados sobre toallas de papel

1. Precalienta el horno a 450 grados, preferiblemente con una piedra para pizza adentro. Caliente 2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén antiadherente grande y pesada a fuego medio-bajo. Agregue las cebollas y cocine, revolviendo, hasta que comiencen a chisporrotear y ablandarse, aproximadamente tres minutos. Agrega una pizca generosa de sal y el ajo, el laurel, el tomillo y la pimienta. Revuelva todo junto, baje el fuego a bajo, cubra y cocine lentamente durante 45 minutos, revolviendo con frecuencia. Las cebollas deben derretirse hasta formar un puré de color marrón dorado. Si comienzan a pegarse, agregue unas cucharadas de agua. Agregue las alcaparras, luego pruebe y ajuste los condimentos. Si hay líquido en la sartén, cocine a fuego medio, sin tapar, hasta que se evapore.

2. Estire la masa de pizza y forre un molde de 12 a 14 pulgadas. Cepille la cucharada restante de aceite sobre el fondo pero no el borde de la corteza. Extienda las cebollas sobre la corteza en una capa uniforme. Corta las anchoas por la mitad y decora la parte superior de la base con ellas, haciendo doce pequeñas X y colocando una aceituna en el medio de cada X. Coloca encima de la piedra para pizza y hornea de 15 a 20 minutos, hasta que los bordes de la corteza está dorada y las cebollas comienzan a dorarse. Retirar del fuego. Sirva caliente, tibio oa temperatura ambiente.

Producir: Una pizza de 12 a 14 pulgadas.

Preparación previa: La cobertura de cebolla se puede preparar con un día de anticipación y guardar en el refrigerador. La masa se puede preparar con varios días de anticipación y guardar en el refrigerador, o se puede congelar.


Resumen de la receta

  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • 2 ½ cucharadas de vinagre balsámico
  • 2 cucharaditas de mostaza de Dijon
  • 3 dientes de ajo grandes, picados
  • 4 (4 onzas) mitades de pechuga de pollo deshuesadas y sin piel, aplastadas
  • ⅓ taza de caldo de pollo
  • 1 chalota grande, picada
  • 2 tazas de champiñones cremini, picados
  • ⅓ taza de caldo de pollo
  • ¼ de cucharadita de hierbas provenzales, desmenuzadas
  • 1 ½ cucharadita de vinagre balsámico
  • sal y pimienta negra molida al gusto
  • 2 rodajas de queso provolone, cortado por la mitad

Caliente el aceite de oliva y la mantequilla en una sartén antiadherente grande a fuego medio. Mezcle 2 1/2 cucharadas de vinagre balsámico, mostaza de Dijon y ajo en un tazón y revuelva las mitades de pechuga de pollo en la mezcla para cubrir. Transfiera el pollo con la marinada a la sartén y cocine, volteándolo ocasionalmente, hasta que el pollo ya no esté rosado por dentro, de 5 a 8 minutos por lado. Transfiera el pollo a una fuente y manténgalo caliente.

Vierta 1/3 taza de caldo de pollo en la sartén y revuelva para disolver los trozos de comida dorados de la sartén. Cocine y revuelva la chalota y los champiñones hasta que los champiñones estén tiernos, aproximadamente 5 minutos. Agregue 1/3 taza de caldo de pollo, hierbas de Provenza y 1 1/2 cucharadita de vinagre balsámico. Cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que los champiñones adquieran un color marrón oscuro, aproximadamente 2 minutos.

Regrese las pechugas de pollo a la sartén y cubra cada una con 1/2 rebanada de queso provolone. Tape la sartén y deje que el queso se derrita, sirva con los champiñones.


¿Salsa provenzal?

La salsa provenzal proviene del área de Provenza en Francia. Esta receta es simplemente deliciosa. Sus seres queridos se sentirán como si estuvieran cenando en el hermoso sur de Francia una vez que prueben esta salsa aromática y sabrosa.

Es una salsa a base de tomate con una adición de hierbas aromáticas, vino blanco, ajo, cebolla y aceitunas y alcaparras saladas. Todos los sabores mediterráneos favoritos que a todo el mundo le encanta. Hay tantas variaciones de la salsa como franceses y puedes ajustar absolutamente los ingredientes a lo que se adapte mejor a tu paleta personal. La salsa es perfecta para prácticamente cualquier cosa: sírvala con pescado y aves a la parrilla, o sirva una o dos cucharadas sobre suculentas carnes, como cordero o ternera.

Crear esta salsa fenomenal es muy fácil. Existe la importancia de utilizar ingredientes realmente frescos para obtener el mejor sabor. Puede hacer la salsa con tomates enlatados, pero recomiendo usarlos frescos y hacer la salsa desde cero. Le da a la salsa una frescura y un sabor extra inmejorables.

Hacer la salsa es muy fácil. Con unos sencillos pasos y un puñado de ingredientes tendrás la salsa en tu olla que sorprenderá incluso al más exigente de los gourmets de la comida. La salsa es elegante con un rico y profundo sabor a tomate y un equilibrio perfecto entre salado y ácido.

Ingredientes

    2 cucharadas de aceite de oliva 1 cebolla amarilla, finamente picada Sal y pimienta recién molida 2 libras de tomates frescos picados 2 tazas de vino blanco 1/4 taza de aceite de oliva 4 dientes de ajo finamente picados 1 taza de aceitunas negras curadas, sin hueso y picadas 1 cucharada de alcaparras, 1/2 taza de hierbas frescas escurridas que incluyen albahaca, perejil y tomillo, picadas en trozos grandes

Pasos

Calienta una cacerola a fuego medio. Una vez caliente, agregue 2 cucharadas de aceite de oliva, luego la cebolla picada. Condimentar con sal y pimienta.

Cocine las cebollas durante unos 6 minutos hasta que comiencen a ablandarse y a ponerse traslúcidas, revuelva con frecuencia.

Agrega los tomates, tapa la sartén y cocina a fuego medio durante 10 minutos para que los tomates suelten su jugo.

Agregue el vino y cocine a fuego lento los tomates sin tapar a fuego medio-bajo durante unos 50 minutos o hasta que la salsa se espese y quede muy poco líquido. Tritura la salsa en una licuadora y reserva.

Usando una cacerola limpia Caliente el aceite a fuego medio-bajo. Agregue el ajo picado y saltee durante unos 5 minutos hasta que estén dorados. No se queme. Agrega las alcaparras y las aceitunas picadas y cocina por 5 minutos más.

Vuelva a colocar la salsa de tomate cocida en la cacerola y agregue las hierbas frescas. Pruebe y ajuste los condimentos con sal y pimienta.


Resumen de la receta

  • 5 cucharadas de aceite de oliva, divididas
  • 4 (6 onzas) de pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
  • Jugo de 1 limón
  • sal y pimienta negra recién molida
  • 1 ½ tazas de tomates cherry cortados a la mitad
  • 1 manojo de cebollas verdes, cortadas en rodajas de 1/2 pulgada
  • ½ taza de caldo de pollo
  • 2 cucharadas de mostaza de grano grueso
  • 1 ½ ramitas de romero fresco, picado
  • ½ manojo de tomillo fresco picado
  • 2 tazas de queso gruyere rallado

Vierta 3 cucharadas de aceite de oliva en una fuente poco profunda y coloque las pechugas de pollo encima. Frote con jugo de limón, sal y pimienta.

Caliente 2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén antiadherente a fuego medio-alto y cocine las pechugas de pollo hasta que se doren, aproximadamente 4 minutos por lado.

Precaliente el horno a 350 grados F (175 grados C). Engrasar un molde para hornear. Coloque los tomates y las cebolletas en la fuente para hornear y vierta el caldo de pollo encima.

Combine la mostaza, el romero y el tomillo en un tazón pequeño y cepille sobre las pechugas de pollo. Coloque las pechugas de pollo encima de las verduras en la fuente para hornear. Cubrir con queso gruyere.

Hornee en el horno precalentado en la rejilla del medio hasta que el pollo ya no esté rosado en el centro y los jugos salgan claros, aproximadamente 30 minutos. Un termómetro de lectura instantánea insertado en el centro debe leer al menos 165 grados F (74 grados C).


Francés en un instante: receta provenzal sablés

Cuando tomé Air France's navette avión lanzadera de Niza a París el mes pasado, estaba encantada. El asistente de vuelo me brindó cortesías caballerescas de nivel casi medieval. Las mujeres viajaban con perros con correas y en el regazo, mientras comían pequeñas migajas de sus dedos. Y cuando pasaron por el pasillo ofreciendo bebidas, también ofrecieron galletas de mantequilla, con la simple pregunta: "¿Sucré ou salé?" ¿Dulce o salado? Dije dulce, pero mi acento no es perfecto, y el salado de alguna manera aterrizó junto a mi agua mineral con gas en la mesa de mi bandeja.

Tomé un bocado de una galleta de mantequilla salada, conocida como sable en francés, tachonado de semillas de hinojo. Eran tan buenos que pensé que tal vez mi caballero de azafata me había escuchado mal a propósito y me había ofrecido la mejor opción. Eran sofisticados, simples y satisfactorios, con la (aunque querida) untuosidad de las patatas fritas. Aquí está mi versión hecha con parmesano salado, nuez y terroso romero y tomillo. Estos sabores de la Provenza combinan a la perfección como apéro junto con una botella (o dos) de Côtes de Provence rosado. Bon aplicación.


Pizza a la parrilla

En una tabla enharinada, divida la masa en 4 piezas iguales y forme una bola cada una. Estire cada bola en una ronda de 5 a 6 pulgadas de ancho. Cepille las tapas ligeramente con aproximadamente la mitad del aceite de oliva. Coloque cada ronda, con el lado aceitado hacia abajo, en un trozo de papel de aluminio de 10 por 12 pulgadas (4 en total). Con las manos, aplana las rondas hasta que tengan un grosor de 1/8 de pulgada y de 7 a 8 pulgadas de ancho. Cepille ligeramente con el aceite restante. Deje reposar, sin tapar, a temperatura ambiente hasta que esté ligeramente hinchado, de 15 a 25 minutos.

Mientras la masa se asienta, prepare la barbacoa para el calor directo.

Si usa briquetas de carbón, cubra la rejilla con una sola capa sólida de carbón encendido y deje que se queme al calor deseado. Coloque la parrilla en su lugar y mida el calor.

Si usa una barbacoa de gas, encienda todos los quemadores al máximo y cierre la tapa durante 10 minutos. Ajuste los quemadores al calor deseado. Coloque la parrilla en su lugar y mida el calor.

Cuando la parrilla esté mediana (puede sostener la mano al nivel de la parrilla solo de 4 a 5 segundos), levante 1 trozo de papel de aluminio y dé la vuelta a la masa sobre la parrilla. Despegue y deseche el papel de aluminio. Repita para colocar la masa restante en la parrilla, manteniendo las rondas ligeramente separadas. Cocine hasta que la masa de pizza esté dorada en la parte inferior, aproximadamente 2 minutos.

Con una espátula ancha, transfiera las cortezas a las bandejas para hornear, con los lados dorados hacia arriba. Cubra las cortezas con la opción de cobertura y deslícela de la bandeja para hornear a la parrilla. Cubra la barbacoa con una tapa (abra las rejillas de ventilación para el carbón) y cocine hasta que la cobertura esté caliente y la base de la pizza esté crujiente y dorada, de 3 a 4 minutos. Retire de la parrilla agregue sal y pimienta al gusto.

Por corteza de pizza: 334 cal., 24% (81 cal.) De grasa 5 g de proteína 9 g de grasa (8 g sat.) 54 g de carbohidratos (3 g de fibra) 547 mg de sodio 7 mg de col.

Aderezos de nectarina y albahaca: para cada pizza, corte en rodajas finas 1 nectarina pequeña, firme y madura (aproximadamente 6 oz) y mezcle con 1/2 cucharadita de vinagre balsámico. Espolvoree la base de pizza con 1/3 taza de queso jack rallado y 2 cucharadas de queso parmesano finamente rallado. Coloque la nectarina sobre el queso. Cubra con 1 cucharada de piñones. Cuando retire la pizza de la parrilla, esparza 2 cucharadas de hojas de albahaca fresca finamente ralladas.

Por pizza: 655 cal., 40% (261 cal.) De grasa 27 g de proteína 29 g de grasa (11 g sat.) 75 g de carbohidratos (2 g de fibra) 976 mg de sodio 55 mg de col.

Aderezo provenzal: Para cada pizza, esparza 1/3 taza de queso chèvre (de cabra) fresco sobre la base de la pizza y espolvorea con 1/4 cucharadita de tomillo seco. Coloque 1/2 taza de pimientos rojos pelados y enlatados en rodajas finas sobre el queso y espolvoree con 2 cucharadas de queso parmesano finamente rallado. Cuando retire la pizza de la parrilla, coloque 1/2 taza de mezcla para ensalada sobre ella.

Por pizza: 539 cal., 37% (198 cal.) De grasa 22 g de proteína 22 g de grasa (11 g sat.) 63 g de carbohidratos (2 g de fibra) 1.073 mg de sodio 36 mg de col.

Aderezo de salchicha-gruyère: para cada pizza, espolvoree 1/3 taza de queso gruyère rallado y 2 cucharadas de queso parmesano finamente rallado sobre la base de la pizza. Ralle ligeramente la nuez moscada sobre el queso. Corte en rodajas finas 1 salchicha de pollo y manzana cocida (3 1/2 a 4 oz) y coloque la carne sobre la base de la pizza.

Por pizza: 750 cal., 44% (333 cal.) De grasa 40 g de proteína 37 g de grasa (15 g sat.) 62 g de carbohidratos (9 g de fibra) 1,449 mg de sodio 69 mg de col.

Aderezo de pato Pekín: para cada pizza, esparza de 1 a 2 cucharadas de salsa hoisin sobre la base de la pizza. Cubra con 1/2 taza de pato asado a la parrilla, deshuesado y sin piel (de un mercado chino) o pollo asado y 2 cucharadas de cebolla verde finamente picada. Cuando retire la pizza de la parrilla, esparza 2 cucharadas de hojas frescas de cilantro.

Por pizza: 548 cal., 28% (153 cal.) De grasa 25 g de proteína 17 g de grasa (7 g sat.) 68 g de carbohidratos (7 g de fibra) 1,068 mg de sodio 69 mg de col.

Aderezo Margherita: Para cada pizza, espolvoree 1/3 taza de queso mozzarella rallado sobre la base de la pizza. Cubra con 2 cucharadas de queso parmesano finamente rallado y 1/2 taza de tomates picados. Cuando retire la pizza de la parrilla, esparza con pequeñas hojas enteras de albahaca fresca.

Por pizza: 517 cal., 37% (189 cal.) De grasa 22 g de proteína 21 g de grasa (1 g sat.) 60 g de carbohidratos (9 g de fibra) 922 mg de sodio 45 mg de col.


Ver el vídeo: The Provençal Pizza You Need To Eat: Pissaladière


Artículo Anterior

Pollo con salsa de tomate y ajo

Artículo Siguiente

El festival de comida y vino de Hawái impulsa a las ONG locales